The Goodbye Johnnys – My Skull Cd (Autoeditado 2018)

 

 

 

Hace un pequeño tiempo tres grandes luchadores del Punk decidieron visitar el país de los Alpes, los quesos y los bancos: la pulcra y ordenada Suiza, para cumplir aquello de si Mahoma no va a la montaña, la montaña se va a la mierda, y así ver a nuestro grupo favorito del siglo XXI celebrar su quinceavo aniversario. Para tal fiesta, los nunca bien ponderados Escalator Haters, se rodearon de una granada selección de amigos que, básicamente, tenían en común ser lo que El País de las Tentaciones llamaría “Nuevos Jóvenes”. Ni que decir que lo pasamos pirata en tan magno evento que duró un fin de semana. Pero esa fue una historia que ya contó nuestro mejor reportero, el más dotado para la elegante prosa.

Hoy toca hablar de uno de los grupos que allí descubrimos y disfrutamos: The Goodbye Johnnys. Grupo que sin duda haría las delicias de buena parte del respetable punkil de por aquí. Se trataba de skins y punkrockers en el mejor y más maduro sentido de la palabra. Allí pude pillar un single que se convirtió en un clásico de mis pinchadas. Temazo que evidentemente nadie conoce, excepto servidor, cuatro amigotes y ya. Y ostias ya va siendo hora de intentar hacer algo para sacarlos del anonimato en nuestra podrida y caótica piel de toro. Me imagino que este artículo poco va a conseguir debido a mi impericia para vender un producto, pero vaya usted a saber.

En fin, nada mejor para poner en el candelero a los suizos que comentar su más reciente trabajo y que, amablemente, nos enviaron por la patilla. Nosotros, como buenos punkis desagradecidos y cumpliendo los tópicos que hablan de la raza española como una raza de vagos y fiesteros, hemos tardado eones en dignarnos a escribir cuatro letras laudatorias pero oiga, más vale tarde que nunca, y de vez en cuando, lo que se deja para mañana se termina haciendo dos meses después, así que allá vamos.

El disco se llama ‘My skull’, mi calavera, un título muy así de rockero chungo y motelero, y hombre, para ser honestos, algo de eso hay. La sombra de Juanito Truenos sobrevuela el disco y, por desgracia, también la de Social Distortion, una especie de aroma de perdedor con letras sobre el desencanto es la atmósfera que se consigue y eso mola, qué duda cabe. Debo reconocer que nunca he sido mucho de Thunders, más allá de los Heartbreakers y ni eso, pero no se preocupen, en el disco sobretodo, sobretodo podemos encontrar a los Professionals y los grupos más Pop del Oi que tanto agradan a mis maltratados oídos. Ustedes ya saben, que si los Crack, que si los Guitar Gangsters, que si un poquito de los propios Blitz e incluso a los fantásticos Rivals, hacen de éste un disco lleno de medios tiempos, canciones duras, ásperas y sencillas. Disfrutables y atractivas al 100%. La verdad es que existiendo ese fantástico invento llamado YouTube veo un poco inútil hablar de si este disco suena a esto o a lo otro. Lo mejor será que corran a comprobarlo por ustedes mismos. Por mi parte solo implorar a que alguien se decida a traerlos a nuestra malvada y querida capital del Estado Opresor conocido como España.

Nada más, larga vida al Punk por y para viejos!!!!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.