The Radiators From Space – Studio Demos 1977 and More Lp (Beat Generation 2021)

Hora de poner los discos a girar de nuevo. Y en estos tiempos de abatimiento emocional, ¿qué podemos hacer salvo agarrarnos a ese clavo que nunca deja de arder? Si, ese: las viejas glorias. Volvamos a nutrirnos de la desfachatez y la insolencia de los que fueron jóvenes a finales de la década de los setenta del siglo pasado.

 

 

(The) Radiators From Space fueron encumbrados por los popes históricos del Punk como la primera banda Punk de Irlanda. En esta casa, amantes como somos de la áspera dulzura del combativo norte de la isla Esmeralda, sabemos que lo primero no es necesariamente lo mejor. Personalmente, siempre fueron una banda que consideré de segunda categoría y a la que nunca le dí mayor crédito. Sus ritmos vacilones y rocosos les acercaban más a la escena pubista o a avanzados advenedizos como Vibrators o Stranglers, que a esos esputos extravagantes tan representativos que reúnen los Bored Teenagers. Por cierto que, para los interesados, hay nuevo volumen a la venta del recopilatorio de recopilatorios.

Hoy, sin embargo, con el ímpetu juvenil más amarrado y una filosofía de vida más dedicada a la contemplación, puedo afirmar que ‘Sunday World’, ‘Roxy Girl’, ‘Blitzin’ At The Ritz’ o ‘Not too Late’ son piezas dignas de bailarse sin freno en esas noches en las que salís a hacer el vándalo por la ciudad. Las versiones aquí incluidas de los clásicos de su Lp debut ‘Tv Tube Heart’ fueron grabadas unos meses antes que las oficiales y, a ratos, aportan esa falta de seriedad y ese despilfarro de frescura que revaloriza cualquier disco que se precie a ser editado como material complementario. Por no mencionar la aclamada (en su día) ‘Television Screen’ de este disco, afilada y anfetamínica, a años luz de la versión más rockera y modulada del oficial. No hay color ninguno. Otros temas incluidos, bien por su oscuridad, bien por su aproximación al Garage, pasan con más indiferencia, todo hay que decirlo.

Para ser sincero, la selección de temas no difiere tanto de ese primer Lp, salvo por que éste incluye tres versiones que definen las afinidades de la banda: ‘Teenage Head’ (The Flaming Groovies), ‘Psychotic Reaction’ (Count Five) y ‘Try And Stop Me’ (The Creation). No se puede decir que no hayan llevado las canciones a su terreno catódico, pero quizá sea lo más prescindible del disco. ‘Contact’ y ‘Enemies’, ambas en riguroso directo desde un 21 de septiembre del ’77 en el Vortex, son fiero testimonio de como se las gastan unos irlandeses con ganas de expulsar sus demonios internos en la heterogénea Babilonia.

El disco incluye un insert con unas preguntas a los protagonistas y detalles técnicos de esos que interesan a pocos. Y si os preguntáis si puede oírse en algún lugar de la internet, la respuesta parece ser un sólido y rotundo NO.

En adelante, en lo que a mí respecta, Los Radiadores Espaciales han ganado el hueco en mi caja de discos de la aristocracia del Punk 77 que tanto tiempo les había sido negado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.