Sé Lo Que Hicisteis En El Último Concierto. Sep-Oct ’19

 

 

Gang of Four + Radioactivity + Night Beats (Get Mad). 13 septiembre 2019. 8 y Medio.

La culpa es mía por no investigar un poco antes y más teniendo en cuenta cómo es esto de las reuniones de grupos antiguos a día de hoy… Lo cierto es que me dejé seducir por eso de ‘Plays Entertainment!’ y ni me molesté en averiguar quién venía. Daba por hecho que venían Gang of Four, tal y como rezaba el cartel. Pensé que si solo venía un miembro de la banda sería algo legal como cuando Peter Hook tocó el ‘Unknown Pleasures’ y se anunció como Peter Hook y no como Joy Division, o como cuando Ana Curra presenta El Acto, que no se anuncia como Parálisis Permanente. Vamos que es cierto que podría haberme enterado fácilmente de que en realidad solo venía un miembro original, pero me pillé la entrada un poco sin pensar, por impulso. Vamos que me lo hubiesen puesto más fácil si se anunciasen como lo que son: Gang of One. Además, en el 2004 sí que se juntaron los 4 miembros originales, no era tan raro que lo volviesen a hacer, ¿no? y más para tocar su primer disco. Y que conste que no tengo nada en contra del Get Mad (ojalá hubiese más festivales así en Madrid), que en todo momento estuvo excelentemente organizado y se nota las tablas que tienen, lo digo por la banda, que no puede tener la poca vergüenza de llamarse Gang of 4. Al fin y al cabo son ellos los que deciden el nombre y no los festivales ni las salas donde tocan. Y más que la banda, el señor Andy Gill concretamente. Entiendo que “Andy Gill plays Entreteiment!” tiene mucho menos gancho, pero joder…

Así que cuando me enteré, ya en la puerta de la sala con la entrada pillada unos días antes, se me quedó una cara de gilipollas total. Me parecía un poco caro pagar casi 30 euros por ver solo a GO4 y acabé de decidirme porque tocaban también Civic (que aunque los punteos no me molen, el resto me parece muy chulo). Pues bien, unas horas antes llaman Civic desde Bélgica para decir que han perdido el avión. Creíble o no, la cosa es que tenían anunciado un concierto ese mismo día (el que se suponía que tocaban en Madrid) en Bélgica. Sea como sea, la organización reaccionó rápido y programó en su lugar a Los Nastys. Una medida que enfureció bastante a los fans de Civic, ya que es obvio que si te gustan los australianos no te puede gustar una cosa tan babosa, moderna y comercial como Los Nastys. Así que: cara de gilipollas por partida doble. En fin.

Por supuesto a los Nastys no entramos. Tampoco a Bad Sports que tocaban muy pronto y que francamente, me aburren bastante. Además me da un poco por culo que ahora siempre que tocan Radioactivity te vendan el pack de 2×1 y toquen con ellos Bad Sports, ya que son la banda de acompañamiento de Radioactivity y están todos presentes. Empecé siguiendo la carrera del grupo comprando los primeros 7”s, pero tras verles en directo (de banda de acompañamiento de NoBunny, también en plan 2×1) un par de veces me acabé cansando de lo que considero un grupo gris y aburrido. Que toca bien y potente pero que no tienen canciones.

Lo mismo me parecen Radioactivity, a los que si entramos. Un grupo que tiene un sonido muy bueno, heredado de Marked Men, pero al que le faltan también canciones. No hay ni un solo hit. Y eso que el primer LP no me disgustó en absoluto, supongo que porque nos sirvió de consuelo tras la desaparición de Marked Men. Pero vamos, ahora me parecen un grupo bueno, solido, compacto… pero sin canciones. Un coñazo total, vamos. Además en directo (al menos en este) cada vez están más cerca de movidas del rollo Buffalo Tom que del Punk. Me sonaron más Rock, más densos y con un toque un poco épico que no me gustó nada. Total que no acabamos de verles y salimos a la calle a por unas palmeras de chocolate (lo mejor del día).

Después salieron Gang of One. Se tocaron el ‘Entertainment’ entero, con un sonido muy bueno y con músicos muy acertados. Con canciones así es imposible fallar. Cantante muy capaz, aunque un poco flipado, bajista soberbio y batería de lujo: todos ellos jovencitos arropando a un canoso Andy Gill que cumplió con lo suyo. Así que podemos decir que se trata de una de las mejores bandas tributo del mundo. Pero banda tributo al fin y al cabo. Y el número de romper un microondas con una guitarra no lo entendió nadie. Para mí no valen 30 euros. No valen ni 5. Aunque lógicamente el precio del festival incluía a otras seis bandas ese día. De hecho es barato si te interesan todos los grupos. 4 euros por grupo, no está mal. Igual 4 euros sí que pagaba por verles. Por desgracia, tras la caída de Civic, solo me interesaban ellos y no me salieron las cuentas…

Nos quedamos un rato a ver a Night Beats, por eso de amortizar la pasta. Pero definitivamente ese rollo psicodélico para jipis, por muchos sombreros de vaqueros que se pongan, no es lo mío. Muy parecido a cómo imagino el infierno.

Mgrtn.

 

Gutara Kyo

 

Gutara Kyo + P.V.P. 16 septiembre 2019. Funhouse.

Parece que está de moda esto de que las bandas se caigan el mismo día del concierto. Estaban anunciados Comando 9MM y Rascatripas y fueron sustituidos a última hora por P.V.P. Cosas del directo (nunca mejor dicho). Eso sí, sin reducción del precio de la entrada, pese a ser un grupo menos, je. Aunque francamente nos sudaba bastante la polla el tema, ya que íbamos a ver a los japoneses.

P.V.P. se presentaron ensayados, muy ensayados (algo traman), con un sonido de lujo y con un batería de los que quitan el hipo. Consiguieron sacar mucho partido a ese halo de oscuridad que tienen gran parte de sus canciones, convirtiendo en protagonista un sonido compacto muy a lo Lords of the New Church, con algún ramalazo a los Dead Kennedys en alguna guitarra, algún toque a los Parálisis Permanente y una entereza y seriedad rollo Stranglers. Lo cierto es que me gustaron más que cuando les vi hace ya bastantes años en El Sol. Por desgracia, el tipo de canción que gastan y las letras acabaron por imponerse. Demasiado Rock “urbanítico” para mi gusto y con algún ramalazo a lo Héroes del Silencio un poco peligroso en algún tema del principio. Así que, tras escuchar “Miedo”, a los 25 minutos de actuación, me salí a la calle por no empezar a aburrirme. Mejor dejarlo a tiempo, ¿no?

No me tuve que salir con los Gutura Kyo a los 25 minutos, ya que su actuación no llegó a los 20. Quizás sí con el bis, pero no pasaron de ahí.

Estos jovencísimos kamikazes salieron entregados a tope a hacer el cafre y el macarra desde el minuto cero. Eso sí, con la amabilidad japonesa que consiste en darte las gracias por absolutamente todo. Canciones ruidosas que en ocasiones eran Hardcore puro y duro, intercaladas con otras más Punk, menos rápidas y con bastantes toques Noise. Estas partes fueron las que más me gustaron, las menos previsibles e imaginativas.

Todos lo dieron todo (uno se jodió un pie, el pobre), aunque el cantante tenía, por razones obvias, ya que no tocaba ningún instrumento, mucha mayor libertad de movimiento. Un conciertazo que hubiese lucido más con un público más del rollo y con un pogo a juego. Y no es que el público de P.V.P. no apreciase el concierto (que lo disfrutaron), lo único que no se lio el pogo que se podría haber liado en un entorno más Punk/HC. Pero vamos está visto que esos entornos solo se generan cuando montan los conciertos fulano o mengano. Por mucho que toque un grupazo como este, si no lo organizan ellos, la gente pasa de ver (o no se entera).

Pero vamos: conciertazo. Muy buenos y frescales. Mereció muuuuuucho la pena.

Mgrtn.

 

Mope Grooves

 

Mope Grooves + L.O.X. + Chiquita y Chatarra. 20 septiembre 2019. Funhouse.

Fiestón organizado por Tremendo Garaje en Madrid. Fuera de su territorio (Algeciras), con dos cojonazos y trayendo a dos bandas de Portland totalmente desconocidas. Hostiazo asegurado, vamos. No obstante, pese a que había mil conciertos ese día, el público madrileño respondió muy bien, en parte por Chiquita y Chatarra, en parte por apoyar a Tremendo Garaje y en parte por curiosidad. Total, que al final se llenó la sala.

Mope Grooves salieron al escenario derrochando femineidad, orgullosas ellas y travestidos ellos. Tocaron con dos baterías y tocaron poquito, como debe ser: unos 6 temas. Dentro de su de rollo Pop minimalista tenían dos tipos de canción: las que eran más folkies y calmadas, cuando el cantante tocaba la guitarra y las que eran más frescas, en un rollito Delta 5, cuando tocaba el teclado. ¿Adivináis cuál me gustaron más? Pues eso. A destacar sobre todo el uso imaginativo de los instrumentos, muchas veces poco convencionales, como cuando usaban dos listones de madera como percusión.

L.O.X. también tocaban con dos baterías y tres de sus cinco componentes eran también miembros de la banda anterior. Eso sí, tocando distintos instrumentos esta vez. Vamos, que todo quedaba en casa. Me gustaron bastante más porque son más rarunos y tienen más aristas. Igual de “Egg” y de nerds que sus compañeros pero en una vena mucho más Art Pop. Además la voz del cantante me parece más personal. También tenían dos tipos de canción: las más lentas y las más divertidas y saltarinas: un rollo un poco Gravy Train pero en espíritu más que en lo musical. Al final los otros dos componentes de Mope Grooves que no tocaban en L.O.X. salieron también a escena y cerraron el espectáculo con una canción a 14 manos.

Chiquita y Chatarra llevaban tiempo sin tocar en Madrid y yo llevaba aún mucho más sin verlas. Lo primero que me sorprendió fue la incorporación de un tercer miembro, un tipo, digamos que ducho en la materia, que tocaba o el bajo o la guitarra según tocasen ellas la guitarra o el bajo. Personalmente creo que refuerza al grupo en directo pero hace que pierdan esa frescura y amateurismo que era su seña de identidad. En cuanto al repertorio fue casi todo bastante Pop, dejando de lado sus dejes más roqueros. Por un lado, lo prefiero, pero por otro perdieron también parte de su encanto Riot. Además todas las canciones te sonaban a algo. Eran temas demasiado obvios. Eso sí, redondos, bien hechos y que contaron con el apoyo de un público fiel muy entregado.

Y no puedo acabar sin dar las gracias a Tremendo Garaje por toda su labor. Y también por su entusiasmo, pese a que a algún colaborador de 1 Minuto de Gloria le de un poco por culo, jeje. Es cierto que se entusiasman con todo pero, joder, para amargarnos y criticarlo todo ya estamos los demás, ¿no? Como decía ese tema de Modestia Aparte: “su cara refleja pasión, pasión, pasión”. Gracias!!!

Mgrtn.

 

Conscript

 

Scrap Brain + Conscripts. 25 septiembre 2019. Donde siempre.

Ambientillo un miércoles para ver a estas dos bandas de HC Punk.

Scrap Brain llegaban desde UK con un disco cojonudo con la garantía de Thrilling Living bajo el brazo. Por desgracia, y por mucho paseíto y por mucho mono de trabajo pintón que llevase la cantante, en directo resultaron ser bastante sosos. El sonido tampoco ayudaba, demasiado bajo. Al no ir amplificada la batería, los amplis debían estar al volumen de pegada de la percusionista, que no era muy allá. Tampoco ayudó que la cantante no gritase lo suficiente y estuviese más comedida que en el disco.

Las canciones, sin embargo, estaban muy bien. Sobre todo cuando se ponían más oscuros y usaban riffs más incómodos al oído, en un rollo un poco Lumpy and the Dumpers. Esa vena rara y áspera que tienen fue lo que salvó el concierto. Aunque yo hubiese metido más temas de HC bruto y rápido y menos medios tiempos, pero bueno, no estuvo nada mal en este sentido.

Conscripts resultaron ser lo opuesto. Los americanos sí consiguieron trasmitir energía en directo y contagiar al público. También es que su batería tenía mucha más pegada y, claro, el volumen de todo se pudo subir bastante más. Pero, además, ellos le echaron más ganas y más huevos (ovarios en el caso de la bajista).

Y cuando digo lo opuesto me refiero a lo opuesto en todo. Sus canciones son mucho más directas pero también muy previsibles y trilladas. Punk bastante standard sin un adjetivo calificativo o sin ninguna etiqueta adicional, con algún ramalazo HC y algunos ecos callejeros de PMS 84 en las guitarras. No en vano el grupo está formado por gente de PMS 84. Pero también de Vixens, Malokio, Primer Regimen y unos cuantos más. Quizás por ello el producto final queda bastante diluido. Aunque, eso sí, sonaron compactos, convincentes y muy potentes. Gran concierto.

Mgrtn.

 

Outcasts + TV Smith + Varukers. 27 septiembre 2019. Wurlitzer Ballroom.

13º aniversario del Wurli. 13 años ya. Desde aquí un gran tirón de orejas y un millón de gracias por seguir en la brecha, apoyando al Punk desde el puto centro de Madrid.

Pese a ser un cartelón, que lo era, prueba del buen gusto de la sala, nuestro plan inicial era quedarnos en la calle charlando con la gente porque la idea de tragarnos unos recitales tan densos se nos antojaba un poco coñazo. Y es que estaba claro (y no nos equivocamos) que eso de tocar 20 minutos es algo que no iba con estos grupos. Igual que los grupos jóvenes han aprendido de su música, podrían ellos aprender también de los jóvenes para ofrecer conciertos cortos que son mucho más digeribles y satisfactorios (al menos para mi gusto, je). Pero, al final, por circunstancias de la vida (gracias), entramos. Eso sí, dispuestos a aguantar el minutaje justo, por no saturarnos. La verdad es que es otra opción, ¿no? Aunque igual es un poco falta de respeto irse antes de que acaben los shows. No sé… El debate está servido.

Varukers tocaron con fuerza y dispuestos a hacer pupa. Por desgracia, aunque había algunos conatos, no hubo el quorum suficiente para el superpogo que merecían. Yo aguanté (más que mis acompañantes) casi 25 minutos y luego decidir salir, cuando vi que todo sería más de lo mismo. Pero me gustó.

TV Smith venía nuevamente acompañado por un grupo formado por gente de aquí para su gira española. Sigue manteniendo una voz excepcional, eso no se lo quita nadie. Y los acompañantes desprendían mucha energía y se veía que disfrutaban con ello. Pero, lo siento, a mí estas movidas en plan karaoke cada vez me gustan menos. No soy capaz de disfrutarlo sabiendo que las ¾ partes de la banda no son la banda. En menos de 10 minutos estaba fuera.

Outcasts fueron lo mejor de la noche. Y la verdad es que no me esperaba nada. Después de haberles visto con Shame Academy tocando temas de Rudi y de Outcasts les había tachado ya de la lista. Quizás por eso me sorprendieron más. Tocaron también con bastante energía (ya quisieran algunos pipiolos) y no hicieron eso de dejarse todos los hits para el final. Fue ir reconociendo temas que hacía mucho que no oía y empezar a animarme. Compactos, desprendiendo buen rollo y con esos himnos no podían fallar. Me gustaron bastante. Eso sí, a los 25 minutos nos salimos por aquello de no romper la magia. Pero con una sonrisa de satisfacción, que conste.

Gracias nuevamente al Wurli por todo.

Mgrtn.

 

 

La Polla Records. 11 y 12 octubre 2019. Wizink (sí, es un banco).

Cuando salieron las entradas del concierto a la venta, pese a defender que cada cual haga con su grupo lo que le dé la gana, incluso aunque sea un grupo que también nos “pertenece” a los fans, expresé públicamente mi intención de no ir a verles. Inmediatamente después, el gran Evaristo Páramo me envió una carta para persuadirme de lo contrario (mentira).

Copio y pego:

De acuerdo que la banda ya tuvo su momento y decidimos separarnos, al principio continuando solo con el nombre de La Polla y finalmente disolviendo completamente el grupo. No obstante, como soy una estrella del rock creo que es mi deber regresar a los escenarios, no ya con 40 años, sino con cerca de 60, y no he necesitado hacerle la cirugía a esta carita mía.

Bien es cierto que tocamos en un recinto que está patrocinado por un banco, Wizink, pero es que no hemos encontrado un sitio más grande. De hecho hemos tenido que ocuparlo dos días consecutivos. Esto no hubiese pasado si hubiésemos encontrado un recinto mayor, quizás patrocinado por BBVA o el banco Santander. Pero no lo encontramos. Malditos banqueros. Banqueros, unos ladrones, sin palancas y de día.

El precio de las entradas entre 30 y 40 € no es algo que decidamos nosotros, ejem. Ya sabéis que es la Bolsa de Nueva York quien controla este mogollón.

Además consideramos que es un precio al alcance de cualquier bolsillo. Cuidamos mucho estos detalles, pese a que, como ya he dicho, ejem, no lo decidimos nosotros. Después de todo no podemos olvidar que somos los nietos de los obreros que nunca pudisteis matar y no hay mucha pasta en los bolsillos.

Además, como puedes comprobar, nuestras letras, que he querido destacar en negrita (tope bwana), siguen completamente vigentes. Para que luego vayan diciendo por ahí que no somos nada.

Amén.

Casi me convence, pero finalmente decidí mantener el grato recuerdo de las múltiples veces que les vi en vida. Era tentador volver a escuchar sus tonadas en medio de un gran pogo, pero la idea de estar rodeado de 15.000 personas mientras unos zombies se autodesenterraban sobre el escenario no se me antojaba muy placentera, así que…

Por si fuera poco, por lo que he oído después, el sonido fue una mierda.

Pues eso: Come mierda y págala!!!

Mgrtn.

 

Lassie

 

Lassie. 12 octubre 2019. Funhouse.

Lassie podrían ser uno de los grupos del momento, pero creo que acaban dispersándose demasiado. No sé si se debe a que componen varios o a que quieren abarcar demasiado y/o no acaban de decidirse por un estilo concreto.

En el excelente 7” que han sacado para Cuerdas Fuera cuelan tres canciones, cada una de un rollo distinto, sí, pero son tres estilos bastante conciliables entre sí y no me provoca la sensación de dispersión que me sobrevino en este concierto.

Y digo que podrían ser uno de los grandes grupos del momento porque lo que hacen lo hacen bien, tocan muy bien (igual demasiado), suenan muy compactos, tienen desparpajo y su imagen, muy egg, acaba por redondear el conjunto.

Pero claro, se puede hacer un tema tipo Devo, se puede hacer otro más rollo Spits (incluso copiando la voz grave y el acento afectado), se puede rendir tributo también a Lost Sounds y se pueden incluso meter hasta las rodillas en la piscina de las nuevas tendencias más marcianas de la escena vía Lumpy Records, pero seguir sumando más estilos al final acaba diluyendo el impacto y resulta poco creíble. Sobre todo cuando se pretende añadir a la ecuación canciones de corte muy clásico y “rocón”. Canciones que no tienen absolutamente nada que ver con lo anterior que, haciendo un esfuerzo puede llegar a conciliarse dentro de la etiqueta/cajón de sastre del Synth Punk. Pero ese toque más roquero, por muy bien que lo hagan (o precisamente por eso) rechina demasiado. Y más con dos guitarras, algo que es casi un insulto al Synth.

A pesar de todo, buen concierto. Muchas tablas y actitud convincente. Disfruté mucho de los temas más frescos y locatis y me decepcionaron los más clasicotes. Por fortuna supieron tocar lo justo y no llegaron a aburrir.

Luego tocaban los Lullies, pero no puedo con esa mierda, así que ni entré.

Mgrtn.

 

Bad Breeding

 

Bad Bredding. 15 octubre 2019. Wurlitzer Ballroom.

Todo un lujo tener a estos ingleses amantes del Hardcore Noise. Lo que pasa es que un martes y con poca promoción no pudimos recibirles como se merecían. Muy poquita gente…

Ellos lo intentaron. Sobre todo el cantante que permaneció entre el público casi toda la actuación intentando generar una reacción que no acabó de llegar. Y es que, ya se sabe, con tan poca gente, está difícil esto del pogo. Y si encima faltan ganas, pues…

Descargaron en unos 25 minutos un exquisito ruido y creo que convencieron a la mayoría de los que estábamos allí. Poco más puedo decir de un concierto algo soso (por nuestra parte). Ellos lo intentaron y creo que aprobaron con nota. Yo por mi parte me compré todos los discos que me faltaban, eso es que me convencieron, ¿no?

Mgrtn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.