Sé Lo Que Hicisteis En El Último Concierto. Abr -Jun ’19.

Glen Football + Neds + Sewer brigade + Zoketes. 19 abril 2019. Donde siempre.

Sewer Brigade son una banda de Street Punk de Barcelona que cuando cantan en español se puede escuchar pero cuando lo hacen en inglés duele bastante. Pese a las ganas y las intenciones lo que me falla es, sobre todo, la voz. Es así como un poco tipo La Polla Records cantando sobre temas de Radio 77. A priori el concepto no está mal pero se requieren ciertas cualidades vocales para hacer ese tipo de melodías, pese a que son sencillas. Cualidades que reconozco que yo no tengo y el cantante de este grupo tampoco. Vamos que al final queda un poco desangelado todo. No me gustaron, lo siento.

Neds, me gustaron bastante más. Desde Francia nos llegaba este grupo anclado en los 90s, que no aporta nada nuevo pero que lo que hacen lo hacen bien. Para que os hagáis una idea se marcaron una versión de Ten Foot Pole (también otra de Tragedy). ¿Quién se acuerda ya de TFP? Pues parece que estos fulanos, jeje.

El estilo es Punk noventero y HC melódico total. Sin duda su baza fuerte es la voz rasgada (en directo más que en disco) a lo Fifteen o a lo Off With Their Heads. Ese tipo de voces sobre canciones tan melódicas me flipan. El contraste me sigue fascinando. Un tío dejándose la garganta para hacer melodías “bonitas”. No lo puedo evitar soy muy fan de ese rollo.

Glen Football, también franceses y también otros “irreductibles galos” anclados en los 90, negándose a ver más allá de 1996. En disco desde luego son muy parecidos a sus compañeros de gira, la voz un poco rasgada y melodías “californianas”. Pero en directo se me antojaron más ambiciosos e inquietos. En lugar de centrarse en un solo estilo, tocaron todos los palos del género, a veces dentro de la misma canción incluso. Más influencia HC, con canciones con más partes y cambios, y con aires más tristones, rozando el emo a veces. Aunque a veces también podían recordar a Fifteen creo que se iban más por las ramas y la voz principal no se rompía tanto como con los Neds.

Zoquetes, desde León, cerraron la velada. Me extrañó que los últimos no fuesen los extranjeros, como suele pasar por cortesía, pero la verdad es que estaba justificado, porque estos Zoketes metieron una caña bastante superior y levantaron más al público. “Banda tributo a Zeke” que practican ese HC Punk RNR muy acelerado con sabor 90’s también, pero nada que ver con las “melodías californianas” de los anteriores. Sonido mucho más roquero con una de las guitarras haciendo las delicias de los más jevis con sus punteos, pero jodiéndonos la vida a los demás. Vamos, igual que Zeke, ¿no? La parte buena, la que recuerda a los Dwarves de la etapa Sub Pop de canciones hiper cortas e hiper cerdas y la parte mala, las concesiones al roquerismo guitarrístico. Al cantar en castellano inevitablemente recuerdan a ratos a La Moto de Fernán, aunque la voz, muchas otras veces, frasea casi como rapeando, lo que al principio echa un poco para atrás, pero al final le coges el tranquillo.

Mgrtn.

 

 

Faux Depart + Niños Prodigio + Scottex Mega Rollo. 20 abril 2019. Trashcan.

Los madrileños Niños Prodigio hicieron un show muy corto con sus temas más emblemáticos, sonando cada vez más compactos y demostrándonos que, con las pocas y espaciadas veces que les hemos visto, ya nos sabemos las canciones. Apenas un puñadito de canciones para dar paso a su nuevo proyecto, Scottex Mega Rollo. Vamos que ni se bajaron del escenario, subieron Ana y Bárbara y se volvieron a repartir los instrumentos entre todos.

El nuevo proyecto aún suena un poco deshilvanado, lo que, para mí al menos, es bastante bueno. Me encanta esa frescura inicial y esa soltura un poco cacharrera de los grupos al principio.

Además el proyecto tiene muy buena pinta. Con una guitarra limpia y un tecladito naif de esos que se tocan con un solo dedo (¿para qué más?) y con voz femenina bastante descarada dejan de lado un amplio porcentaje del Punk de los Prodigio para cedérselo al Pop más fresco y efervescente. Pop del que ya tenían algo también en la banda madre, pero que con la presencia femenina adquiere tintes más coloridos.

Los Pegamoides de la primera maqueta con toda su cara dura mezclados con una suerte de Fresones Rebeldes menos ñoños pero igual de frescos y con unas voces bastante más amateurs. Me gustaron bastante. Así que a ver si hacen un puñadito más de canciones y los podemos ver pronto en un concierto suyo entero.

Faux Départ son un trío francés que practican un Punk bastante compacto y energético en su lengua materna que tan pronto recurre a unas melodías tristonas a lo Wipers como a temas más alegres y estándar o se enrarecen con pasajes menos clásicos y más personales. Vamos que parece que hay al menos dos compositores en la banda o uno un poco bipolar. No obstante su sonido, también bastante peculiar y chulo, consigue homogeneizarlo todo. Me gustó sobre todo el sonido de la guitarra, quizás menos limpia que en el disco pero muy muy cruda y agresiva.

Gran concierto que me obligó, por supuesto, a pillarme el LP. Y más a 8 euros. Esos son precios y no los que nos asfixian a diario, que han subido los vinilos una barbaridad y ya pagar 20 euros por un LP es lo normal en tienda (y 15 en concierto).

Puedes leer mi crítica del disco de Faux Départ aquí.

Mgrtn.

 

 

Johnny Notebook and the DC10S. 20 abril 2019. Wurlitzer Ballroom.

Salimos corriendo (en taxi) para hacer doblete desde el concierto de Faux Depart y llegamos a tiempo. Eso sí, solo pudimos ver las dos últimas canciones de Tze Tze, que eran los teloneros. Una pena…

Johnny Notebook no es otro que Daniel, guitarrista de Dean Dirg, Toyotas, Mano de Mono… que ya en el 2011 abandonó con este proyecto el Punk convencional “de guitarras” para lanzarse de cabeza a hacer Synth Punk. En ese mismo año sacó un 10″ bajo el título de Johnny Notebook and the Gigabytes. En el 2014 repitió jugada con JN and the Dark Ages y en el 2016 se publicó un 12” como JN and the Blue Screens. Es de suponer que cada cambio de nombre se refiere a la persona que le acompaña en cada disco. En esta ocasión se presentaba en Madrid para presentar el 7” que le saca Cuerdas Fuera bajo el nombre de JN and the DC10S, que no es otra que Kika (Teclista de Von Grapa y guitarrista de Tetallica, casi nada).

La parejita nos deleitó con un conciertazo que fue mucho más cañero de lo que esperábamos de un proyecto sin batería física y con maquinitas. Purito Synth Punk ochentero que recuerda inevitablemente a Devo o a unos Units más cachondos y coloridos, pero sin ser para nada una copia. En algunos ritmos frenéticos de las cajas de ritmo recuerdan también a Sigue Sigue Sputnik, pero sin toda la colección abusiva y disruptiva de samplers que metían aquellos. Digamos que su estilo es más lineal y previsible que el de SSS, lo que es fácil de comprobar ya que antes de que termine cada tema ya te sabes la canción. En ese sentido también la forma de cantar se da un aire a los Spits, pero no así los teclados y ruiditos, que aquí llevan un papel protagonista y un poco más complejo que el simple hilo básico que metían los americanos al principio de su carrera.

Tocaron los cuatro temas del single en cuestión y otras canciones que, aunque no pertenezcan a la formación actual con DC10S, eran necesarias para que el concierto no se quedase en 6 minutos. De hecho, ante la insistencia del público tuvieron que hacer dos bises y repetir algunas canciones ya que no tenían más preparadas.

La gente quedó muy contenta y hasta se animó a bailar una apuesta que pese a que es muy bailable no teníamos claro cómo iba a funcionar sobre las tablas hasta que lo vimos.

Y no me preguntéis por qué, pero , al hilo de lo de “bailable”, pude encajar mentalmente el estribillo de “Viva La Vida Loca” de Ricky Martin en multitud de canciones, jeje. No sé porque tenía ese tema en la cabeza, pero vamos encaja muy bien y eso es porque son ritmos muy bailables, ¿no?

Gran show. Esperamos verles en el Funtastic ante un público 20 veces mayor a ver cómo funciona el invento. Seguro que ponen aquello boca arriba y todo el mundo se lanza a bailar como robots.

Puedes leer mi crítica del último 7” de Johnny Notebook aquí.

Mgrtn.

 

 

Disease. 16 mayo 2019. Donde siempre.

Brutal conciertazo de esta banda de Macedonia. De lo mejor que he visto este año. Lástima que fuésemos pocos para presenciarlo y no hubiese quórum para un pogo en condiciones. Que eso de que haya solo dos personas bailando y empujando a la peña, resulta al final un incordio.

Eso sí, la espera se hizo eterna. Era un jueves y se anunció una puntualidad que brilló por su ausencia. Entre que los macedonios llegaban tarde y creo que traían la batería y que luego parece que los grupos no tenían tampoco muchas ganas de empezar ni de agilizar los trámites, nos tuvimos que comer unas cuantas horas de brazos cruzados. Para colmo no me entusiasmaron demasiado las dos bandas de GrindCore que tocaron antes, con lo cual se me hizo más larga aún la espera.

Cuando salieron a escena Disease se ventilaron el asunto en 18 minutos. Vamos que para menos de 20 minutos tuve que esperar horas… Eso sí, mereció la pena bastante. Más vale 1 minuto bueno que 200 malos, ¿no?

Además que estoy cansado de repetir que entre 15 y 20 minutos es la duración ideal de un concierto de Punk. Darlo todo supone darlo todo y el cuerpo humano tienen un límite. No se puede estar más de media hora a ese ritmo. Y mejor dejar a la gente con ganas de más que aburridos.

El logo de la banda, copia de Discharge, ya decía bastante cuáles eran sus intenciones y en el bandcamp sonaban también muy cañeros. Además el componente exótico añadido de que fuesen de Macedonia pintaba muy bien. Eso sí, esperábamos a una banda de D Beat contundente y listo, no nos podíamos imaginar que aquello iba a superar con creces nuestras expectativas (al menos las mías). Y más tratándose de un grupo que casca la tipografía de otra banda en su logo…

Pues por mucho que el Grind supuestamente sea un estilo mucho más “brutal” que el D Beat, los macedonios se comieron con patatas a los teloneros y arrasaron de una manera bastante más brutal con todo.

Muchísimo ruido + ritmos contundentes hiper acelerados + voz de rata un poco monótona pero cojonuda + rabia concentrada en cada gota de sudor = oídos sangrando durante una semana.

Generalmente les tengo un poco de manía a los grupos de género de ahora que son tan de género y busco algo un poco original, pero la verdad es que cuando algo se hace tan cojonudamente bien y se pone tanta rabia real (no impostada como hacen muchos) te quedas con el culo torcido.

Me pillé un disco y mola. Pero la verdad es que creo que en directo brillan mucho más. Si tenéis ocasiones de verles, no lo dudéis.

Mgrtn.

 

Institute. 2 junio 2019. Wurlitzer Ballroom.

Algo menos de tres años después (si no he hecho mal las cuentas) nos volvían a visitar los de Austin en la misma sala. Eso sí, el público asistente se multiplicó por tres esta vez y eso que era domingo. ¿Cómo se pasa de meter 50 personas a meter 150 en tres años? ¿El boca a boca? El boca a boca y algo más, creo yo.

Lo cierto es que los asiduos a conciertos de este rollo estábamos flipando porque había hasta cola para entrar. Y una cola bastante larga. Muchas veces (desgraciadamente cada vez menos) en el Wurli entran 150 personas o más a un concierto de Punk, pero jamás se forma cola. Como digo, nos pareció algo inaudito.

Al principio atribuíamos el nuevo público (en su mayoría gente que no hemos visto en la vida en otros conciertos de Punk) a que los teloneros eran Rata Negra. Pero cuando los Rata Negra ya estaban tocando e incluso cuando acabaron, aún seguía la gente haciendo cola para entrar y, luego, durante Institute no se fue la gente y todos los disfrutaron con muchas ganas. Así que estos nuevos fulanos venían a ver a los americanos sí o sí.

Alguien me comentó que había leído no sé dónde que los Institute era la “nueva esperanza del Punk”, en alguna publicación moderna o algo de eso. ¿Pudo venir la gente atraída por ese tipo de publicaciones? Puede ser.

En cualquier caso no lo cuento para criticar a esta peña que va solo a los conciertos de “grupetes de moda” y luego no pisa los otros conciertos de grupos similares pero que no están de moda. Aunque desde luego es algo que jode, pero bueno, cada uno es libre de ir donde le de la gana.

Lo cuento porque en esta época, en la que cada vez somos menos los que vamos a ver a grupos de Punk de ahora (las reuniones de viejas glorias no cuentan), me parece muy positivo que un concierto de Institute se pete. Y más siendo, como son, un grupo que no es fácil de escuchar a la primera por lo incómodo del sonido y que cuesta un poco que entre a la gente que no tiene el oído acostumbrado. Es posible que eso de la “nueva esperanza” no vaya desencaminado. Ojalá.

Ojalá sean la puerta de entrada para muchos a una escena moribunda que necesita como agua de mayo más gente frente a los escenarios apoyando a los grupos.

Y tras esta chapa monumental, paso a comentar el concierto de estos fulanos. Creo que la palabra “apoteósico” puede definir perfectamente lo que ocurrió. La gente entregada desde el primer momento y el grupo en perfecta forma repartiendo estopa de la buena.

Es cierto que en el nuevo disco (puedes leer mi crítica aquí) se muestran menos disonantes y rarunos y recurren a fórmulas algo más clásicas, aunque la voz (protagonista para mí) sigue siendo bastante incómoda. Y es cierto que en el concierto se tocaron bastantes de este disco, pero en directo, por aquello del ruido, la diferencia entre temas nuevos y antiguos no era tan cantosa como en los discos.

Vamos que sonaron a los Institute de siempre y la gente se volcó con ellos con un pogo bastante entretenido y continuas mini avalanchas. Lo pasamos de puta madre y salimos todos con una sonrisa de oreja a oreja. Todo el mundo convencido al 100%, incluso aquellos que son más fans de sonidos más melódicos y eso que el grupo suena “feo” de cojones. Pero “feo” bien hecho, ya sabes.

Sin duda uno de los conciertos del año, si no el número 1.

Mgrtn.

 

 

Cocaine Piss. 6 junio 2019. Wurlitzer Ballroom.

Pues un par de añitos después de que cancelaran por enfermedad una fecha en el Funhouse y de que tuviésemos que verles unos meses después en el marco del Primavera Club, lleno de modernazos que no sabían quiénes eran y de grupos que no tenían nada que ver (aunque suele ser su ambiente habitual ya que les llaman para muchos festivales en Europa), volvían a Madrid, esta vez en condiciones, en una sala decente, los que para mí son uno de los mejores grupos Punk del momento.

Yo sabía que no se iba a llenar ya que, aunque en Europa lo peten, aquí aún les conoce poca gente. De hecho la vez anterior solo fuimos aposta a verles a ellos tres personas… Pero cantidad de gente que no les conocía les pudo ver y quedaron encantados. El boca a boca de los que les vimos, más el nuevo disco que acaban de sacar, más sus continuas peripecias en otros países creía que atraerían bastante público a la sala, a pesar de ser jueves. Pero, por desgracia, no se repitió lo de Institute y la sala quedó solo medio llena.

Coincidía además con el concierto de Khiis que quitó bastante público también, supongo que porque costaba solo 3 euros, je, porque para mí no hay color y eso que el disco de Khiss me ha molado bastante. Pero me molan más los de Cocaine, claro. Por cierto, puedes leer mi crítica del último disco de Cocaine Piss aquí.

Esta vez, tras el conciertazo de Institute no creo que Cocaine Piss se alcen como mejor concierto del año en mi selección personal, pero la verdad es que estuvieron de puta madre y quedaran en un lugar destacado. Lo que pasa es que un concierto lo hacen tanto público como grupo y en Institute, además de que el grupo estuvo muy bien, el público lo dio todo y eso se nota. Con los belgas unos cuantos estuvimos dándolo todo también, ayudados por Aurelie (la cantante) que continuamente se bajaba al foso. Pero claro, no es lo mismo que hagan pogo “activo” 50/60 personas que que lo intentemos 15/20 personas…

El concierto abundó en su último LP que tocaron entero o casi entero. Desgranaron también algún tema de los anteriores, aunque solo uno del primero, que tiene sus canciones más subnormales y mis favoritas. Así que entre sus temas más veloces y caóticos tocaron algunos medios tiempos que desde luego están muy bien, pero en directo se disfrutan un poco menos.

Yo hubiese hecho un show más corto solo con temas rápidos. Y desde luego no hubiese hecho el par de paraditas que hicieron, así como para descansar intentando hablar un poco con el respetable. Aunque tampoco es que fuese un concierto largo, no creo que pasaran de los 40 minutos. Pero vamos con 20/25 ya me hubiese contentado y para mi gusto, de haber recortado algo, podrían haber competido duramente contra cualquier otro rival, saliendo incluso victoriosos.

La nota cómica la puso Demi (La Stasi) que les gritó “Hippies” y se quedaron bastante descuadrados. Pero… ¿“hippies” quiere decir lo mismo en español? Pero… ¿por qué nos llaman “hippies”? Fue bastante gracioso ver sus caras de desconcierto y luego de enfado. De hecho, usando el poco de español que habían aprendido le dedicaron un “This guy is Multi Gilipollas”. Genial el insulto.

En resumen, todo un lujo poderles ver en una sala así y un gran conciertazo (con esos temazos y esa frontwoman no se puede fallar) al que solo le pongo solo la pega de que yo hubiese recortado unos minutitos, quitando un par de temas y tocando sin parar.

Mil gracias al Wurli por arriesgarse a traerles y por contar con nosotros de teloneros. No todos los días puede tocar uno con sus ídolos…

Mgrtn.

 

Intelligence. 6 junio 2019. Wurlitzer Ballroom.

A lo tonto Intelligence llevan ya 20 años en la carretera y un montón de discos. En su afán por ser diferentes, incluso de ellos mismos, sus discos son también muy distintos entre sí. El último, el que acaban de sacar, no me gusta demasiado, la verdad; aunque hay que reconocer que siguen al pie del cañón, sin rendirse y creando cosas interesantes.

El concierto no estuvo mal, pero la verdad es que me aburrí un poco. Me pareció muy lineal. Se ve que tienen muchas tablas y tal, además de un batería genial, pero la selección de temas no acabó de llegarme. Me imagino que porque muchos eran del último disco.

Los riffs que usaron, la verdad es que son muy buenos. Me gusta especialmente cuando puntean, más que cuando tocan acordes, que se diluye completamente el efecto marciano. Y no me gustó el recurso de meter mucho guitarreo psicodélico como para darle caña a los temas. A mí la psicodelia me causa el efecto contrario.

Me faltó más de los Intelligence más disonantes y estrafalarios. No sé, me pareció un concierto con temas demasiado “normalizados”.

Eso sí, al final mejoró la cosa, cuando dejaron de lado los pasajes lisérgicos y se centraron en atronar un poco.

Mgrtn.

 

 

Reiz. 19 junio 2019. Wurlitzer Ballroom.

Un buen concierto entre semana al que asistimos solo un puñadito de personas.

Reiz venían desde Alemania a presentarnos el LP que les ha sacado Pifia Records (junto a otros sellos).

Suelo escuchar un tema o dos (nunca enteros) de los grupos que desconozco antes de decidirme a ir un concierto (a veces ni eso, je) y estos Reiz se me antojaron decentes, en una línea así un poco de melodías rápidas y melancólicas, quizás no tan oscuras como Observers o The Vicious como anunciaba la publicidad del evento, pero sí un poco más colorida aunque sin llegar tampoco completamente al rollo de Marked Men. Vamos una mezcla entre Idle Hands y Nighwatchers, como puede comprobar más tarde en el concierto.

Lo malo de escuchar solo un tema es que a veces me encuentro con que el resto de los temas son una mierda, lo bueno es que si me gustan los temas me llevo una grata sorpresa durante el show, como fue el caso.

No obstante el rollito este melancólico se fue desvaneciendo durante el concierto y los Reiz demostraron tener muchos más matices y más canciones. Vamos que no son el típico grupo que te hace la misma canción en directo 15 veces (como casi todos).

Cierto es que no descubren nada nuevo y que tiran mucho de clasicismo Punk, a veces demasiado obvio; pero la variedad, la excelente labor de conjunto y sobre todo la rítmica de la guitarra rítmica (válgame la redundancia) nos convencieron totalmente.

Gran bolo.

Mgrtn.

 

 

Scottex + Toy Sararas + Biznaga. 22 junio 2019. EKO.

Sonido pésimo, pero pésimo de verdad en este evento. Y eso que yo no soy muy tiquismiquis con estas cosas. Unos meses atrás en otro concierto, en donde tocamos, el sonido no estuvo mal, me imagino que porque Ana hizo de técnico de sonido y la verdad es que siempre que hace de técnico en un concierto suena muy decente. Aquí creo que no había técnico. Y el sitio es muy difícil, la verdad, con ese techo altísimo. La cosa es que según te colocaras en una parte o en otra se oía mal (en casi todas) o bien (no sé dónde, pero alguno lo consiguió).

Scottex daban su segundo concierto y debido al sonido sucio de la sala sonaron mucho más Punk y menos Pop que la vez anterior. Algo más caóticos por lo mismo (el sonido), más distorsionados y potentes y definitivamente con más ensayos a sus espaldas. Me gustaron incluso con el ruido y vuelvo a quedarme con ganas de verles de nuevo a ver como va evolucionando el grupo.

 

 

Biznaga le echaron muchas ganas y sin duda es un lujo poder verles gratis (o por la voluntad, vamos) en este tipo de eventos y no en el típico festival para modernos que cuesta una pasta.

Desgraciadamente (y eso que me cambié de sitio a ver si oía mejor esta vez a la derecha) fue una bola de ruido en mis oídos. Puto sonido de mierda. De hecho Biznaga ya de por sí suelen sonar muy distorsionados y poco nítidos (en su estilo), pero ahora ya no se distinguía nada que no fuera la batería o la voz.

En cuanto al repertorio veo que están tirando por temas con más raíces españolas (hay una canción que me recuerda mucho a Seguridad Social, aunque más cafre) en una vena muy andaluza, siguiendo los pasos de La URSS, que la verdad es que últimamente están marcando tendencia entre los grupos patrios.

Toy Sararas dieron su show habitual de Crust lúdico festivo a la par que reivindicativo 100%. Una vez que les has visto ya unas cuantas veces pueden llegar a ser demasiado previsibles ya que el repertorio es casi idéntico, si no idéntico. Que si la versión de Limp Wrist, que si Minor Threat… El hilarante inicio con el “Eres tú” de Mocedades convertida en “Eres Crust, como un disco de Anti Cimex” (impagable). Y por supuesto no podía faltar la versión estrella: “Mi novio es un sharpero”. Sí, has acertado, es una versión de “Mi novio es un zombie” de Dinarama (que a su vez es versión de “Mi novia es una zombie” de Vegetales). El tratamiento HC del tema ya es una delicia, pero sin duda la letra es lo mejor.

También abordaron, por su puesto su ya clásico grito de guerra “Fuera Heteros de nuestros barrios” que los más fieles seguidores corearon entusiasmados.

En definitiva un concierto, como siempre muy divertido, con mucha ironía (muy gruesa) y con mucha miga. Aunque yo irían renovando un poco el repertorio, pero desde luego son un “must” de esos que se dicen.

Mgrtn.

 

 

Kaleidoscope + Korrosive. 29 junio 2019. Donde siempre.

Con el culo torcido, torcidísimo, me dejaron los Kaleidoscope. Me jodió bastante ver como la gira europea de estos con Nosferatu llegaba a España pero sin los Nosferatu. Tenía muchas ganas de verles y me cabreó bastante, pero la verdad es que después de ver a los Kaleidoscope me quedo con ellos de largo y bastante satisfecho. Vamos que hubiese sido peor que se cayesen ellos del cartel en vez de los vampiros.

Ahora que los Institute están en un rollo más previsible con su último LP, creo que Kaleidoscope pueden recoger perfectamente la antorcha del Punk incómodo a lo No Trend.

Me parecieron unos putos genios. Vale que la voz de Institute es insuperable por ser mucho más fea y raspante, pero es que las guitarras de Kaleidoscope son sencillamente magistrales. Igual el tío es peor guitarrista pero tiene unos recursos y unas ideas muy muy brillantes y originales.

El pobre batería acabó al borde de la lipotimia por el calor y por tocar tan rápido. La batería dobla la velocidad de bajo y guitarra siempre y eso, con el puto calor que hacía dentro, fue casi su tumba. Tuvo que salir al final, tan largo como era, dando tumbos, al fresco de la calle en busca de una botella gigante de agua. Pobre…

Pero vamos, conciertazo que yo creo que convenció a casi todos, incluso a aquellos que intentaban un pogo “estándar” y que no lo conseguían porque el grupo les cambiaba el ritmo cada dos por tres o les metía pasajes tan incómodos que no se pueden ni bailar.

De lo mejor del año.

Después tocaron Korrosive, de Oakland. Por las pintas parecían una mezcla entre Mötley Crue, alumnos karatecas de Cobra Kai y algún malote del Instituto Degrassi, jeje. Todo muy ochentero y quizás un poco ridículo a día de hoy, pero son jóvenes y la juventud está para estos excesos estéticos, ¿no? Aunque es verdad que la originalidad no era lo suyo, empezando por los ojos pintados a lo Adam Ant del cantante, las badanas en la frente o el excesivo sombrero del guitarrista.

Estoy seguro de que les hubiese disfrutrado más si no hubiesen tocado con Kaleidoscope haciéndoles toda la sombra del mundo. A ver, no estaban nada mal y tocaban un HC bastante bruto y más que decente con muchas ganas y energía. Pero después de los otros no apetecía algo tan clásico, quizás. Además el guitarrista era el típico hijo de puta que entre canciones se marcaba un punteo para demostrar lo bien que tocaba. Una puta mierda al lado del anterior ya que se limitaba a plagiar punteos heavies de toda la vida. Quizás eso fue lo peor del grupo, el toque demasiado metal que le daba a veces el chavalín este.

Pero vamos, aunque les odie por no haber sido Nosferatu, no estuvieron mal los chavales.

Mgrtn.

 

 

Uralita y los Fibro Esqueletos + Charnado. 17 julio 2019. Funhouse.

Por fin un concierto un poco presentable en el Funhouse esta temporada, que solo programan garaje de mierda. Aunque supongo que es lo que sigue llenando las salas y esto es un negocio, eso está claro.

Poca gente para ver a estos dos grupos de Granada, pero una cantidad más que aceptable para ser un miércoles y ser pleno verano ya.

Charnado son sencillamente geniales. Con solo bajo y batería se meriendan al 90% de los grupos con guitarras de todo el estado y parte del extranjero. Los cabrones son unos máquinas, cada uno en lo suyo, y por suerte para nosotros lo suyo es el Punk.

Gran concierto que dejó al público que no les conocía bastante satisfecho . Inevitables fueron las comparaciones (que yo también hice hace unos años cuando les conocí) con el Capitán Entresijos. Y es que no solo es por el bajo y pasar de las guitarras, la batería es también muy similar, con ese rollo HC y esa técnica…

La auténtica sorpresa (lo de Charnado ya me lo esperaba) fue lo de Uralita y los Fibro Esqueletos. Y no solo para mí; todos los que les vimos hace ya unos dos años (?) comentamos lo mismo: “Son otro grupo distinto”.

Si la primera vez que visitaron la capital llevaban un rollo Desechables bastante mongoloide y, todo hay que decirlo, muy chapucero, ahora, sin abandonar esa querencia por los grupos más oscuros del Punk ibérico 80’s, han dado un paso más allá, consiguiendo un sonido propio a base de mezclar el estilo de cada uno, por muy clasicote que sea, adquiriendo otra dimensión bastante original.

Sin duda el mayor artífice de este cambio es el nuevo batería (el anterior no era batería y hacía lo que podía en un rollo muy minimalista), que es el mismo de Charnado. Vamos, una puta máquina.

Él con sus ritmos HC, el guitarra con su estilo muy RNR y la teclista con su desparpajo con el sintetizador y su voz Punk (muy clásica, pero intentando cantar en otras partes) consiguen una mezcla bastante ganadora, plagada, eso sí de efectos. Al final casi parece que están tocando canciones distintas y logran encajarlas en un puzle en el que encaja todo. Por arte de magia. A veces pensaba que les estaba saliendo así de puta chorra, jeje.

Por si cabía alguna duda, acabaron con una versión de Parálisis Permamente (“Sangre”) en donde demuestran que aunque sus influencias sean muy obvias y estén muy vistas (el mundo no necesita otra versión de Parálisis), su estilo deconstruye la canción hasta convertirla en algo (sorpresa) nuevo y fascinante. ¿Golpe de suerte? No lo sé, pero pocas veces me ha sorprendido una versión así.

A ver si graban algo con este nuevo estilo, que la verdad es que su 7” ya no les hace justicia.

Mgrtn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.