Sé Lo Que Hicisteis En El Último Concierto. Feb – Mar ’19.

 

 

Earth Crust Displacement + Svart Ut. 3 febrero 2019. La Coco.

Pasamos el rato por 3 euros, sin más.

Eart Crust Displacement es un grupo de Berlín y para el concierto se anunciaban como Noise Dbeat. Vale. Tampoco seré yo quien se ponga a discutir la etiqueta de marras, pero vamos, aunque metían ruido esperaba que fuesen un poquito más Noise, al menos en el sentido caótico del término. Sí, eso me pasa por no escuchar los bandcamps antes del concierto. Pero es que escucho unos diez segundos del primer tema y si me gusta pues voy, no escucho más. Aun así estuvieron correctos. Quizás todas las canciones sonaban demasiado iguales, sobre todo por la voz, pero vamos que estuvo bien. Aunque no me pillé el disco porque tampoco me mataron.

Svart UT eran los mismos tíos cambiándose algunos los instrumentos, pero con el mismo cantante. También hacen Dbeat (esta vez sin Noise, je) pero con la diferencia de que son todo versiones. En cualquier caso no pillé ninguna versión (ni los conocidos presentes) y las canciones sonaron todas muy iguales, por lo mismo, por la voz. Que mola, pero igual es un registro muy escueto y poco versátil.

 

Los cacharritos de Paddy Steer

 

Paddy Steer. 6 febrero 2019. Centro Cultural Galileo.

Concierto gratuito y de los de ver sentado. Pero porque la sala es de butacas, que si no, perfectamente, lo podríamos haber visto de pie, y haber bailado y todo. Vamos que no era un coñazo de esos lentos inaguantables.

Este fulano es un genio multi instrumentista que se dedica a hacer ruiditos con mucho acierto y mucho ritmo con unas cuantas piezas de batería y unas máquinas que se construye el mismo con miles de botoncitos.

Su música es bastante marciana y abstracta pero no carece de melodías y de una base rítmica sólida. El repertorio abundó en temas muy locos y espaciales, pero también se tocó un par de temas lentos en plan hawaiano que servían para descansar un poco la oreja. Creo que podría calificarlo de conciertazo.

Me recordó bastante a la propuesta de Grabba Grabba Tape en el sentido de que la música tiene ese aire Synth futurista y a la vez es muy azucarada. Lo que pasa que este tío se construye sus propios instrumentos y su pericia musical sobrepasa con creces la del dúo madrileño, para empezar tocando, a la vez, el mismo batería y maquinitas.

Las partes más abstractas me recordaron también un poco a Better Beatles. Tanto por abstracción como por el sonido conseguido, muy de época.

Al finalizar la actuación pudimos acercarnos a charlar con él y a contemplar los prodigiosos instrumentos DIY que traía consigo. Una pasada.

 

Surfbort

 

Surfbort. 20 febrero 2019. Wurlitzer Ballroom.

Mucha expectación para ver a uno de los grupetes de moda en esto del Punk actual. Aunque al ser un miércoles al final no se llenó la sala, pero bueno, para el público que tenemos últimamente en los bolos no estuvo nada mal.

A destacar sobre todo la alta presencia femenina en las primeras filas, bastante superior a la habitual. La magnética imagen y la fuerte personalidad de la cantante atrajo a muchas chicas, que disfrutaron mucho con el concierto. No del mismo modo los “macho-cores” que nos quejamos un poco de que las canciones eran del rollo “bonito” y que faltaba violencia y velocidad, jeje. Vamos, yo hubiese escogido otro repertorio, aunque las buenas-buenas no faltaron.

No faltó por ejemplo la casi irreconocible versión del clásico KBD ‘Hillside Strangler’ ni, por supuesto, la que para mí es su hit ‘Hippie Vomit Inhaler’. De hecho esta la tocaron al principio y la repitieron en los bises también. En los bises creo que con más acierto (o que estábamos más calientes) porque se desató el pogo por fin, mientras que al principio no acabó de cuajar.

Y creo que el tema no cuajó desde el principio, al menos entre los camorristas profesionales, por la ausencia de bajo. Al menos a mí no me acababan de llegar las canciones. Me faltaba la vibración del bajo, esa que te golpea en el pecho y hace que te muevas.

No sé, igual es solo mi apreciación personal. En cualquier caso dieron un buen show. Corto, como debe ser. La mayoría de la gente salió contenta y dispuesta a gastarse la paga en camisetas. Por desgracia, discos no les quedaban, ya que estaban sold out. Solo tenía copias del 7” compartido con Dwarves (solo un tema por barba) que vendían a 10 euros. Por suerte a mí me lo regalaron por haberles teloneado, jeje.

 

Tipex + Triple Ente. 28 febrero 2019. Wurlitzer Ballroom.

Cita con los valencianos un jueves. Parece ser que en lo que llevamos de año el Punk en Madrid ha quedado relegado a conciertos entre semana.

Tipex son uno de los grupos del momento, sin duda. Han agotado la primera edición de su LP y van por la segunda. Pero no son solo Tipex los únicos valencianos que despiertan el interés de la escena. Algo gordo, sin duda, se está moviendo en Valencia, en donde no paran de surgir grupos de Punk del bueno: Finale, Paz SS, Power Balance… y, cómo no, Triple Ente, que también tocaban esa noche.

Triple Ente practican un Punk desmadejado, con la guitarra casi sin distorsión y voces vacilonas y un poco subnormales. Vamos, Punk del que mola, muy a lo Leonor SS, aunque con la voz menos subnormal y algo más melódica.

En directo sonaron contundentes, con la guitarra destartalada y el bajo con sonido de muelle brutal, pero igual ambos instrumentos estaban demasiado altos, enterrando un poco la batería que, al fin y al cabo, es la que le da al grupo la estabilidad para que no parezca una jaula de grillos encabronados sin más. La voz sonó más Punk, renunciando a la melodía de las grabaciones en muchos casos, ofreciéndonos una muestra más agresiva de su trabajo.

Se ventilaron 15 temas en 25 minutos y creo que la gente salió bastante convencida en general.

Tipex eran las estrellas de la noche e hicieron gala de su buen hacer ante un público entregado que se sabía todas las canciones. Sencillez, robustez y un repertorio casi impecable interpretado con esa voz tan personal como hipnótica. Creo que no hace falta añadir más.

 

Downtown Boys

 

Downtown Boys. 7 marzo 2019. Wurlitzer Ballroom.

Otro jueves. Al final se nos va a hacer raro ver un concierto en fin de semana…

Al igual que los Surbort, estos también son uno de los grupetes de moda y, como no podía ser de otra manera, atrajeron también a un gran número de público, aunque tampoco se llenó. De hecho el público, que yo presuponía muy similar al de Surfbort, era distinto. Pocos coincidimos en ambos conciertos. Aquí había más gente “así como un poco pija” en el vestir y menos gente con las pintas del RNR. Y curiosamente también bastantes menos féminas, y eso que el discurso de la banda es abiertamente ultra feminista.

Hablando de discursos, creo que dar un mitin antes de cada canción (de todas) resulta un poco pesado. Aparte de que estás predicando ante conversos (que ya nos sabemos el discurso y lo compartimos), creo que no hace falta meter la parrafada antes de cada tema. Eso sí, se agradeció que la cantante hablase muy bien español y sonreímos bastante cuando usaba expresiones raras propias del guiri que traduce directamente desde su idioma.

Quitando lo de los mini mítines, el concierto estuvo de puta madre. Temas agresivos (más que en el disco) tocados con mucha urgencia y con un batería brutal que era el 80% del grupo. Además, la cantante demostró ser una frontwoman con muchas tablas que consiguió emocionar y cautivar a los presentes.

En los bises repitieron un tema (para eso no toques bises), pero luego se marcaron una versión bastante agresiva y divertida del ‘Dancing in the dark’ de Springsteen que fue la polla (para esto sí, toca bises).

Gran show.

 

Queers + Manges + Maniac. 28 marzo 2019. Wurlitzer ballroom.

¿Adivináis? Otra vez jueves!!! Esta vez más lleno que en Surfbort y Downtown Boys (igual tiran más los grupos viejos que los nuevos). Creo que debieron acabarse las entradas ya en taquilla.

Maniac no es un grupo que me emocione. No me llega. No les presté demasiada atención. Sé que cuando canta uno de ellos me gusta más que cuando canta el otro. O igual es el mismo que pone dos voces, ni me fijé. Fíjate la atención que presté…

De los The Manges era fan en los 90. De hecho incluso me carteaba con uno de ellos y nos cambiamos cintas de grupos españoles e italianos. Ahora, casi 30 años después me parecen un grupo más del rollo ramoniano. Tenía algunos singles en su época y me molaban, pero creo que no tocaron ninguno de los temas que me conocía. Tampoco presté demasiada atención. Se me hizo largo. Siendo telonero no puedes tocar más que la estrella…

Y, por fin, los Queers. La última vez que les vi igual fue hace 15 años. Y la última vez que me puse un disco suyo por ahí le ronda también, y no es por falta de discos, que de los primeros los tengo todos. Supongo que me aburrí del tema. De hecho ya he pasado página. Pero como en esta ocasión venían a una sala “pequeña” y Poison Bambee me propuso sacarnos la entrada para recordar al grupo del que sacamos el nombre de nuestra banda (Webelos), pues dije “qué demonios”.

Y lo cierto es que no me arrepiento nada. Conciertazo.

Como era de esperar el único miembro original actual es Joe Queer. De la formación de los 80 por supuesto que es el único original, pero albergaba alguna esperanza (poca) de que igual venía con él algún rostro famosete de los 90. Pero no. Vamos que la banda es él con los mercenarios de rigor y punto.

Formaciones aparte, tocaron a toda hostia, más rápido de lo que yo recuerde nunca (y les he visto al menos 8 veces). Un repertorio exquisito centrado sobre todo en el Love Songs for the Retarded (para qué complicarse la vida, ¿verdad?), con versión de Screeching Weasel para no perder las buenas costumbres, un par de los singles de los 80 (Webelos y This place Sucks) y alguna que otra por ahí suelta.

Como ya he dicho llevaba muchos años sin oírme un disco, pero me sabía todas las canciones de memoria. Vamos, que disfruté como un enano.

Eso sí, yo hubiese hecho un concierto de 30 minutos (no de 40) y me hubiese cargado el tema ese chungo como de RNR que no les pega nada y la mierda de la versión de turno de Ramones con el cantante de Manges a la voz.

Pero vamos, que conciertazo.

Mgrtn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .