Sé Lo Que Hicisteis En El Último Concierto. Nov ’18 – Ene. ’19.

Vamos con algunos (escasos) conciertos que han tenido lugar estos últimos tres meses.

 

 

Coathangers. 16 noviembre 2018. Wurlitzer Ballroom.

Segunda visita a Madrid de este trío con dos años de diferencia. Dos años en los que las de Atlanta han sacado un nuevo disco de estudio y otro en directo. Dos años en los que el cambio de estilo que se venía anunciando se ha hecho más que patente. Un grupo que empezó en el 2006 con una vena Punk muy marcada y unas ganas de transgredir en lo musical, y de cargarse las estructuras clásicas, que ha ido suavizando sus composiciones hasta el extremo de ser carne de festivales indies practicando un estilo con menos aristas y con muchos pasajes para que el público coree “ooooh ooooh aaaaah aaaah”.

Ya lo dije al comentar en mi blog su último disco, que no me gustaba demasiado. Que, aunque sigan sonando a ellas mismas, se han hecho más comerciales y han perdido la rabia. No obstante, con el disco en directo, que es posterior a este otro, rescatan temas antiguos y eso nos hacía presagiar un concierto no tan centrado en sus últimos temas y con bastantes concesiones a lo “antiguo”.

Y, en efecto, así fue. Pero claro, tuvimos que aguantar bastantes temas del último disco de estudio. De hecho este disco fue el que trajo un público numeroso, gente a la que no había visto en mi puta vida en un concierto de Punk, bueno ni en la calle (je.) Gente que estuvo coreando los temas coreables de los que acabo de hablar y que daba palmas y esas mierdas como si estuviesen en un festival. Gente entregada que se sabía los temas, no se puede negar. Y tampoco se les pude culpar de nada ya que el nuevo estilo del grupo tira por ahí y, además gracias a ellos igual el grupo nos ha visitado otra vez. Porque si vamos a estar solo los 4 de siempre, igual los promotores ni se molestan en montarlo, ¿no? No obstante, no dejaba de ser chocante la diferencia entre un sector del público y el otro y el cómo interactuábamos unos y otros según el tema que tocasen y el que nos sabíamos, que eran justo los contrarios.

La primera parte del concierto se centró en estos temas más modernos y lo cierto es que me aburrió bastante. De vez en cuando intercalaban algún tema molón de los anteriores, pero pese a que el sonido era agresivo y sucio, igual la velocidad y la rabia no eran las adecuadas. Y así transcurrió, sin pena ni gloria, el concierto en una sala abarrotada, eso sí, con una parte del público más que satisfecha, entusiasmada.

Para colmo la batería, mi voz favorita de las tres, ya venía con la voz muy cascada de la gira que estaban acabando. De por sí ya tiene la voz muy rota y me encanta cuando canta ella, pero es que tenía la garganta completamente cascada y parecía un hombre. Sonaba igual, eso sí, que la grabación del disco en directo, en donde también tiene la voz muy jodida. Quiero atribuirlo a que en ambos casos era el final de gira y espero que no se le haya jodido la voz para siempre, porque me parece una de las mejores voces del panorama actual.

Por suerte, al final del concierto, coincidiendo con la parte en que se suelen cambiar los instrumentos, y se ve que no los dominan tanto, tocaron canciones más centradas en los primeros discos, incluso alguna del primero como ‘Nestlé In My Boobies’. Esta parte bastante más anárquica, desenfadada y divertida me gustó bastante. Y me dejaron con la sensación falsa de que habían dado un conciertazo. De hecho me recordaron bastante con esa actitud desenfadada y por el sonido, menos profesional que cuando cada una toca su instrumento, a grupos como Gravy Train. Otra época…

Mgrtn.

 

 

Airbag. 17 noviembre 2018. Caracol.

Pues cuando se agotaron las entradas del 17 de noviembre para la celebración del 20 aniversario de Airbag, se pusieron a la venta las del 16 y volvieron a agotarse en cuestión de días. Y es que cada vez tienen más y más fans, y me alegro porque se lo merecen.

Yo me quedé sin entradas para el 17 ya que no pensé que se agotasen con tantos meses de antelación y me pillé la del 16. Cuando me enteré de que tocaban Coathangers el 16 cambié las entradas a alguien que las había comprado para el 17. Luego me enteré de que tocaban She Past Away el 17, y que por horarios no se podía hacer doblete, pero preferí permanecer fiel a los malagueños, sobre todo porque celebraban sus 20 años como grupo y yo lo he vivido desde el principio. Les he visto crecer en cada disco y muy pocos conciertos suyos me he perdido en Madrid. Y es que, son pocos los grupos que te atrapan durante tanto tiempo, tanto que son parte de tu vida: la banda sonora de tu vida que dice la gente, ¿no? Pues bien en ese supuesto disco recopilatorio de mi vida supongo que van unos cuantos temitas de Airbag.

Además, con motivo del aniversario iban a tocar solo temas de sus tres primeros discos. Eso no nos lo podíamos perder que, aunque sigan tocando temas de todos los discos, un repertorio basado en los primeros promete ser más enérgico y más Punk.

Me imagino que en un primer momento, cuando iban a hacer una sola fecha tenían intención de tocar solo temas de los tres primeros LPs, pero al dividirse en dos fechas, dividieron el repertorio y tocaron distintos sets, intercalando ya algunos temas posteriores. A eso se le llama ser profesionales y dar a sus fans el mismo cariño que nosotros les damos a ellos. Eso se nota.

La cuestión es que de unos 25 temas que tocaron el día que les vi, cayeron como 8 o 9 temas de los “modernos”. Y cada vez que sonaba uno les decía a mis colegas “este no es de los tres primeros”, jajaja. Pero bueno, no solo me gustan casi todos sus temas, si no que tampoco nos podemos quejar ya que las tres cuartas partes del repertorio fueron temas de sus primeras grabaciones, como prometieron.

Eso sí, como dividieron el repertorio entre dos días, hay temas que tocaron el 16 (lo vi en Instagram en algunos vídeos) que no tocaron el 17 y que eché en falta. Pero no se puede tener todo.

Describir un concierto de Airbag a estas alturas es repetirse, por eso no suelo comentar sus conciertos. Sala petada. Público entregadísimo cantando todas y cada una de las canciones. Y gente, mucha gente, volando por los aires. Felicidad absoluta.

Y, sí, al final logramos, otra vez, la ya tradicional invasión de escenario en el último tema con todo el mundo riendo sobre las tablas y el grupo sin apenas espacio para moverse.

Gracias por estos 20 años, chicos. Os quiero.

Mgrtn.

 

The Minneapolis Uranium Club. 22 noviembre 2018. Wurlitzer Ballroom.

Ya había oído rumores hacía tiempo de que les iban a traer y lo cierto es que pensé que el proyecto se había quedado olvidado, hasta que un día se anunció el evento. De puta madre. Uno de los grupos que más tienen que decir en la actualidad nos viene a visitar.

Expectación, por supuesto, máxima. Al menos dentro del mundillo. El día del concierto, un jueves entre semana, no era el más idóneo, pero aun así eso no frenó a la gente para venirse incluso desde fuera de Madrid. Y una vez dentro: más gente de la habitual, pero… joder, “no somos tantos”. Todos pensábamos que los putos Uranium Club atraerían a más peña. Pero no fue, así, hay que reconocer que cada vez somos menos y que un grupo de chiflados solo atrae a los chiflados. Supongo que la cosa cambiaría si fuesen portada de Mondo Sonoro (je). En cualquier caso, para ser jueves, no estuvo mal de público y nos apretujamos en las primeras filas.

Partiendo del detalle de que en el puestecillo del merchan regalaban lápices (sí, lápices) con su nombre grabado y viendo las pintas que llevaban ellos, es oficial: estos tíos son unos frikis de cuidado. “Son los pringados del instituto” decía Proxe. “Son los profesores” le hice notar yo, que ya tienen una edad, jeje.

Pues bien, los profesores frikis del instituto ese de Minneapolis nos ofrecieron un conciertazo, corto e intenso, como debe ser, en donde demostraron que son unos putos máquinas y que no tienen rivales.

Como pega, se dejaron fuera algunos temazos y es cierto que los temas del último disco a veces son un poco jipiosos (aunque en directo los aceleraron y convencieron a todos). Dejarse fuera ‘Black Semen’ en un repertorio por muy corto que sea creo que es un sacrilegio, pero al parecer, y en contra de lo que piensan todos sus fans, ellos no deben considerar ese tema un hit. Y según parece van variando también el repertorio, creo que en otras ciudades sí lo tocaron.

Más grupos como estos y menos momias (no lo digo por la edad, precisamente estos jovencitos no son) atufando los escenarios de naftalina.

Mgrtn.

 

 

Fangs of Fur. 5 enero 2019. Wurlitzer Ballroom.

Doble sesión en el Wurli para un concierto que al final, entre que empezaba tarde y llegaron aún más tarde de lo previsto + pitos + flautas, acabó empezando a las 2 de la mañana. Los desafortunados que llegamos pronto aún tuvimos el “disgusto” de ver el final del concierto anterior. Llamémosles “Barricada”, jeje. Aunque siempre es grato ver que aún siegue habiendo gente que se emociona y lo da todo tanto sobre las tablas como abajo en el pit, por muchos años que pasen. Aunque no me llegue en absoluto el Rock callejero, mi respeto y reconocimiento.

La verdad es que, aunque algo tediosa, mereció la pena la espera para ver a los de L.A. Ya solo como espectáculo visual (el de la cantante básicamente) fue bastante grafíticamente. Los fotógrafos debieron de hacer su agosto con las pintas y las poses de la chavala. Luego, por fortuna, el contenido musical también estaba a la altura.

Anunciados como una banda de Post Punk (incluso de Death Rock he llegado a leer), creo que, aunque sí que tienen un toque bastante oscuro y 80’s son una banda simple y llanamente de Punk. Punk poderoso, clásico y arrogante. Ejecutado con fuerza y precisión y, sobre todo, con una voz excepcional. Una mezcla entre Action Pact y Rubella Ballet he leído en una entrevista. Bien, estoy de acuerdo. Aunque la parte de Rubella sea más bien visual.

Eso sí, la chica venía ya algo jodida de la garganta y, por si no lo notábamos, no hacía más que tocársela en señal de dolor, pero salvó la papeleta con sus tablas, muchas. Tablas, por cierto, las de todos. Muy americanos, aunque el estilo fuese más inglés. 30 minutos que convencieron a todo el mundo: a los góticos y a los no góticos, ya que, después de todo, de gótico esto tenía poco…

Mgrtn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .