Críticas/Crónicas/Discos

Erik Nervous – Teen Distortion Art Junk Ep (Neck Chop Records 2016)

20170130_2325152

 

 

Ha llegado el momento de recuperar la labor de “crítica” de discos. Hace un tiempo que la tenía algo dejada, y para esto no hay mayor explicación que mi situación de no residencia fija. Es incómodo cargarme de objetos que ni siquiera puedo usar ahora mismo, y que además tendré que ir desplazando conmigo en maletas ya de por si bastante saturadas. Aun así hay algunas (pocas) cosas que me duele deja escapar porque cuando regrese a la podrida Europa, me será más dificil conseguirlas (más por pereza, en realidad)

Este Ep es de mediados del año pasado, pero no voy a recalcar de nuevo el retraso que padecemos en este, su blog de confianza. Erik Nervous es un joven de una remota ciudad de Michigan llamada Kalamazoo, que en lugar de quemar zarigüeyas, destilar alcohol casero o lo que quiera que haga la juventud en su localidad, ha decidido enfangarse en la tarea de producir su propia música. Con un año aproximado de actividad ya ha conseguido ser objeto de estudio -ver comentarios- por la evolución perturbada que va tomando su sonido. La buena noticia es que en este disco vuelve a “sus origenes” y al Punk que más me gusta, y por ende, a vosotros.

 

erik

 

Por otra parte, Erik también podría ser el último fenómeno individual que surge en los EE.UU. y que nos mandan con la etiqueta de fast-food-music, para que algunos vayamos enloqueciendo por momentos ¿Soy yo o cada vez hay más tíos grabando su mierda a espaldas del mundo, en completo aislamiento social, vendiendo así las bondades de los nuevos medios de producción?¿Las bandas están en franca decadencia ya? Quizá Erik no exista y solo sea el fulano de Total Punk en un sótano, haciendo cada vez más cabriolas sónicas para vendernos discos bajo muchos sellos diferentes. Él, por si acaso, perjura no ser originario de la nueva meca del Punk (Northwest Indiana), ni pertenecer al célebre Lumpy Records.

Como nada de esto nos importa mucho, vayamos ya a la música. A excepción de People Falling Apart, que es más pausada y “reflexiva”, y la que podría tener un toque más New Wave, o más ’77, son cinco cortes de melodías ansiosas, declamaciones agónicas y riffs frenéticos que reflejan un daño cerebral intenso con resultado altamente satisfactorio. Nervous Child tiene un deje más rockero, pero entra muy bien por su aceleración espontánea y entrecortada. I’m A Brick es una perfecta y furiosa oda a la inmovilidad más absoluta. Mis favoritas son las dos últimas, Short Attention y New Potatoes, porque me identifico con la letra demencial y porque me gusta el loco ritmo de teclado y el mensaje implícito, respectivamente. En conjunto, todo el disco desprende un halo de simplicidad que no sé si es tal, porque yo entiendo lo justo de música, pero que a mi me flipa. Diría que también encantará a quién guste de Coneheads y sus largas sombras.

Su último single, del pasado Noviembre, y que saldrá a mediados de año con TotalPunk, es otra gloriosa perla que me sentiría muy mal si no compartiese con todos vosotros ahora mismo. La colección de grabaciones completas aqui. Felices sueños.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s