Conciertos/Críticas/Crónicas

Semana de Pasión en Madrid (2015)

Bueno, una vez que el título ha captado tu atención, es preciso que sepas que lo de “semana de pasión” no se trata de una versión reducida de 9 semanas y media. Me refiero a la Semana Santa, aquella en la que, coincidiendo con la Pascua judía, un tal Jesús entró en Jerusalén a lomos de una borriquita, y la cosa se fue liando hasta que acabó bien jodido y finalmente despertó en una cripta en no sé qué huerto, el domingo por la mañana. Aunque visto así, y volviendo a las referencias cinematográficas, sí que podría verse como una especie de Resacón en Las Vegas o Spring Breakers. Pero como yo no bebo, ni me gusta conducir motos de alquiler en bikini, vamos a dejarlo en una semanita de conciertos varios.

Cuando decidí quedarme en Madrid en Semana Santa y renunciar a los billetes para un Crucero, que me habían tocado en no sé qué sorteo, en el que no participé, y que me llegaron al email, sabía que me iba a aburrir. “Madrid se queda vacío” decían. “En Madrid no hay ni Dios en Semana Santa”. Bueno, supongo que aunque Dios esté en todas partes, en Semana Santa estará pululando en los territorios ocupados por Israel, reviviendo aquellos maravillosos años. Pero basta ya de Club de la Comedia, vamos al grano.

Lo cierto es que estos días, al menos en las zonas de recreo de la juventud (ya sabéis donde acuden los jóvenes entre 25 y 55), no se ha notado mucho la falta de personal. Y la verdad es que he ido a más conciertos casi, que en los tres meses anteriores de este año. Así que me dispongo a hacer una crítica de ellos en las páginas de tan ilustre publicación, para obtener así mi “minuto de gloria”. O quizás debería decir: para que los de este piojoso webzine obtengan algo de honorabilidad gracias a mi intervención. No, borra eso último Moneypenny, queda muy pretencioso. ¿Por dónde iba? …Ah sí, los conciertos. Voy a intentar ser un poco cabronías, aunque sin dejar de ser honesto. A ver qué sale.

El miércoles acudimos a la pinchada que se anunciaba de esos dos engendros de Fabuloso Combo Espectro, que prometía ser una mierda muy gorda. Pero no había otra cosa que hacer… Como llegamos pronto, sin pretenderlo, acabamos viendo al último grupo de un concierto que había. Unos tal Killerkume. Poco público y casi nadie conocido. Se respiraba un ambiente metalero-moderno en el que no me sentía muy cómodo. La primera reacción fue la de escapar. Un zumbido atronador (sí, es posible que una cosa zumbe y atruene a la vez) nos prometía un dolor de cabeza cojonudo. Pero aún así, aguantamos un rato. Y le fui cogiendo el tranquillo al asunto. Estos hijos de puta eran solo dos, pero metían un ruido infernal. Menos en aquellas partes en las que pretendían sacar las gafas de pasta, retirarse las melenas de la cara, y hacernos creer que además de escuchar a grupos de esos con tipografías ilegibles, tenían en casa algún CD de Animal Collective o incluso de baladas de Bon Jovi, o sea de Sonic Youth (posiblemente no sea así). En general me recordaron bastante a Afilador. Llevaban una propuesta parecida, igual de pretenciosa, pero definitivamente más metalera. Y la verdad es que, su técnica y sus ideas, se me antojaron bastante más efectivas y originales. Yo no lo llamaría Post Rock, ni Post Metal, creo que entran en la categoría de Art Metal, si eso existe, jeje. Eso sí, de nada les sirve ser unos geniecillos, ya que haciendo esta música deben follar menos que el feo de los Calatrava. La ausencia total de féminas en la sala, era una prueba irrefutable. Aunque, bueno, si se hacen famosos, seguro que algo pinchan. Mirad Mick Jagger, que no es tan feo como el de los Calatrava (de hecho son bastante parecidos).

10984509_435521843272504_7424291941517318263_o

El jueves sí que teníamos previsto asistir a un concierto. Más que nada porque estaba organizado por 1 minuto de gloria. No, no era por hacerles la pelota. Era porque, aunque los grupos eran todos una mierda muy gorda, sabíamos que al menos encontraríamos allí a conocidos para charlar un rato y huir del Madrid desierto que se nos auguraba. Pues bien, desde el jueves, lo de desierto fue un espejismo. A partir de ese día, la ciudad hervía como habitualmente en los garitos de marcha nocturna.

Tampoco es que se llenase el concierto, pero acudió bastante más gente de la esperada. De hecho había mogollón de peña que tampoco había visto en mi puta vida. Así como un poco Hard Core Fashion, pero sin llegar a lucir pañuelitos. No conseguí averiguar a qué grupo fueron a ver, porque no parecieron hacer demasiado caso a ninguno.

Empezaron Maldisión. Era su debut. Se notaba. Unos dirían, “frescos como lechugas”, otros “malos como un dolor de muelas”. Y otros sencillamente se quedaron a observar si el tirante de la batería acababa cayéndose por completo o se quedaba a medias. Se quedó a medias. Ooooooooh.

Practicaban una suerte de Post Punk así como un poco a la moda, pero sin la pericia de unos Belgrado, todo se queda como a medio cocer. No obstante, el rollito simpático que le daba el sintetizador y la falta de pretensiones en unas composiciones tan desnudas, sumado al desparpajo de Waku a la guitarra y voz, a mí me gustó bastante. Y creo que fueron el mejor de los tres grupos de la noche, por mucho que tocasen peor. Veo potencial ahí, sobre todo en los temas cantados en castellano, que tienen más cuerpo. Pero como me he propuesto ser un poco hijo de puta, no puedo dejarlo ahí. No puedo cerrar este párrafo dedicado a ellos sin decir lo mal que me pareció que estuviesen unos minutos largos, los tres subidos en el escenario, parados, esperando a que entrase el público para empezar. Joder, eso se hace en el camerino, no en el escenario. Y si ya has subido, tocas (como bien pretendía el teclista). Y quien se lo pierda, que se joda. El “regalo” es el que le hace el grupo al público, tocando para ellos; no el público al grupo, dignándose a verles. Así vamos muy mal.

Velociraptor es un nombre horrible para un grupo. Seguro que no pensaron en otros más ingeniosos como Artrópodo o Vampiricántropo. El grupo, formado por miembros de California 82, se acerca más al Punk, y eso está mejor para mi gusto. No obstante, alguien debería cortarles las cuerdas finitas de la guitarra para que no pudiesen hacer esos infernales punteos de Heavy Metal. Energía, actitud y sonido cañonazo. No se les puede echar en cara que no lo diesen todo. Lo que sí puedo decir es que solo vi la mitad, porque creía que era más que suficiente. Tenía la sensación de que todas las canciones, sin excepción, ya las había oído a lo largo de mi vida muchas veces. Es como cuando un DJ te pincha un tema que conoces de sobra y lo cantas emocionado. No sé, por ejemplo Autosuficiencia. Pues bien, cuando vas a todos los sitios y todos los DJs te ponen el mismo tema, los mismos putos temas que llevas oyendo toda la puta vida, acabas hasta los cojones. Salen discos nuevos cada semana, renovad el puto repertorio. Y en el caso de los músicos: intentad hacer algo vuestro. Joder. Que Eskorbuto ya había unos, RIP también… No necesitamos más. No hablemos ya de aquellos que no ven más allá de Ramones. Y, lo lamento, pero imitar a Dead Kennedys, por muy chulo que sea, es siempre peor que hacer una mierda muy gorda, pero tuya. Y fijaos quién lo dice, que más plagios/homenajes no he podido meter en mis canciones, jeje. Pero no sé, la cosa es buscar una identidad propia, no hablo de renunciar a las influencias.

Copycats. Desde Málaga. “¿Por qué cantan en inglés?”, se preguntaba mucha gente. Yo eso lo entiendo, porque por mucho que lo intentes, una canción en castellano no suena igual. Los Nikis suenan a los Ramones, pero no al 100%. Al ser la fonética diferente, es otro rollo, por mucho que la guitarra haga lo mismo. Los Nikis suenan a Nikis, punto. No voy a entrar ya en lo de “en un idioma que no es el tuyo no te puedes expresar bien”. A lo mejor no lo necesito, igual solo quiero decir “I’m sick of you”. Igual no quiero hacer poesía con mis canciones, ni quiero lanzar un mensaje al mundo. Mundo = los tres fans que tengo.

En cualquier caso, estoy hablando de los Copycats. Pues son un grupo que ahí está. Gente encantadora, eso no lo discuto. Hacen lo que les gusta y disfrutan con ello. Personalmente creo que han perdido el toque Portlandiano que tenían, pese a que la portada del LP se parece sospechosamente a una de Autistic Youth… ¿Y eso es bueno o es malo? Es bueno porque dejan de lado la modita de copiar a esos grupos que a su vez copian a los Wipers. Pero es malo porque las otras canciones molan menos…

Hubo un par de canciones que me molaron mogollón, otras estaban bien y otras no me dijeron mucho, la verdad. Poco más puedo decir.

10409003_10155293405440618_4352619260692052385_n

Viernes Santo. Me enteré a última hora de un concierto en Delia Records, en la planta baja de la tienda. Fui por hacer algo sin oír a los grupos previamente. Sabía que si los escuchaba, igual me rajaba.

La tienda está chula, y las instalaciones, con minisala de concierto, barra y hasta un estudio de grabación, molan mazo. Eso sí, discos, lo que se dice discos, tienen pocos. Pero todo es ponerse.

Gente bastante desconocida para mí y algunos rostros conocidos. Ha sido la semana de la gente “rara” en conciertos. ¿Dónde está luego esa peña en los otros conciertos? Ni puta idea. Aunque, para ser honestos, este tampoco era un concierto de Punk. Así que posiblemente estén en otros conciertos a los que yo no voy y por eso no les veo.

Bala me volaron la cabeza. Odio a los grupos que suenan tan Heavy, con esas distorsiones tan metaleras y esos riffs tan rocosos. Pero en esta ocasión, no sé si al estar interpretado por dos gallegas súper jóvenes (una tenía 16 o igual me lo he inventado), me moló mucho. Me recordó a la música que escuchaba en mis tiempos mozos. Un regreso al Grunge de los 90 por la puerta grande. Las jodías sonaban al primer disco de Hole, y sobre todo a Babes in Toyland, de una forma muy descarada. Mucho más jeviatas, claro, pero las influencias estaban tan presentes que se podían masticar. Ahora me toca decir eso de Babes in Toyland ya hubo unas… Exacto. Pero bueno, se me hace menos pesado que el decimocuarto grupo imitando a Eskorbuto, o el milésimocuarto que intenta ramonear sin conseguir nunca sonar como los de Queens originales. Además son aún muy jóvenes, y seguro que en cuanto crezcan un poco, le meten cera de la suya, cosecha propia. O no.

Me dijeron que están acabando una grabación y que pretenden sacar un LP. Atento quedo.

Monstruo, tras la actuación de Bala, me resultaron insípidos. Para empezar hacían mucho menos ruido, siendo cinco tiarrones, con bajo y dos guitarras (las chicas que eran solo dos y no tenían ni bajo). Pero eso se lo agradecí eternamente. No puedo negar que no fuesen originales, ni que con todas las partes de una sola de sus canciones yo podría haber grabado un LP doble. Algunos temas, los que cantaba el melenas, me gustaron más que los que cantaba el batería, que eran demasiado mariquitusos. Se me antojaron algo grunges (puede que porque tenía el chip de Bala en la cabeza) y post roquerísticos, pero posiblemente ellos tengan un término mejor ya pensado en sus cabezas.

Fue un poco patético el momento en el que el guitarrista se tiró al suelo a arañar ferozmente las cuerdas de la guitarra. No por la pose en sí, si no porque el volumen de esa guitarra estaba tan bajito, que quedaba muy ridículo.

El sábado tocaba descansar de conciertos. Y el domingo, nos fuimos a ver la sesión triple del Rock Palace.

11088442_448278115330210_2467292730009736750_o

AVT cada día suenan más compactos y mejor. Lo que no sé si es bueno o malo, porque me encanta el toque habitual desangelado y cacharrero de dos guitarras peleándose por entrar dentro del ritmo, caminando en la cuerda floja. El concierto anterior que dieron, en el Wurli, fue glorioso, el mejor que les he visto. Este fue regulero. No por su culpa. Un público, de resaca dominguera, frío que no responde a las provocaciones, siempre es un corta rollos. Pero su peor aliado fue el sonido. Me mola el ruido, pero muy distinto es que unas cosas se oigan demasiado y otras nada. Aún así aguantaron estoicos el chaparrón. Y la pelea de los dos machos alfa sobre el escenario, que casi destruye la batería, estuvo muy entretenida.

No esperaba nada de Ralf. De hecho me enteré de que tocaban el día antes. Creía que no estaban en el cartel. Y lo cierto es que, pese a un inicio horroroso (porque no se oían creo), me gustó bastante el concierto. Salvaron mi domingo, que dirían aquellos compatriotas suyos de Málaga.

Canciones sencillas, abundando en ramalazos grunges y pisadas de acelerador a lo Kill Rock Stars, que me recordaron cosillas de Red Aunts, Slant 6 o 7 Year Bitch. O lo que es lo mismo a los grupos de chicas de los 90 que recogían la herencia de Slits o Kleenex y la pasaban por la batidora del grunge.

Canciones imaginativas e especialmente infantiloides a la vez. Un poco de aire fresco entre tantos imitadores de Siouxsie, Masshysteri…

Se corre el riesgo, eso sí, de que se convierta en la nueva moda. Pero bueno, las modas es lo que tienen, ¿no? Vamos variando cada dos años, o así, de subestilo dentro del Punk.

Después salieron a escena Futuro Terror. Sin duda el mejor sonido de todos. Impecables, contundentes y elegantes. Pero la verdad es que me dejaron frío. Si bien la parte instrumental está muy bien y en ocasiones recuerda el rollito Red Dons / Autistic Youth (que no Observers), la voz no acaba de cuadrarme del todo. Y acabaron pareciéndome una versión moderna y anfetamínica (eso sí), de los Brincos. No me preguntes por qué.

Y creo que adolecen de lo mismo que muchos grupos de “punk moderno”, o quizás debo decir “grupos punk con modernos”. Porque desde luego, por definición, el Punk moderno no es Punk. La cosa es que quizás introducen determinados elementos que no acaban de encajar y que convierten el producto en otra cosa, saliéndose de los reducidos parámetros que delimitan un estilo tan rígido como el Punk.

Vamos, que la cosa es quejarme. Si imitan a grupos clásicos, porque no son originales; y si son originales, porque se salen del Punk. Sí, pero yo me entiendo. Hay ahí un término medio en el que se puede lograr tener tu propia identidad como grupo sin salirte del Punk. Aunque desde luego, si la intención no es ser 100% Punk, como creo que será la de estos chavales, el objetivo está conseguido.

Vamos a obviar hablar de “experimentos” como El Pardo, que colocan la etiqueta Punk a una música que está a años luz, en una galaxia muy lejana, de lo que hacían Rotten o Biafra. Sí, no hablemos de eso. Bórralo también, Moneypenny.

Y aunque el lunes no sea festivo en Madrid, en otras comunidades sigue siendo Semana Santa. Así que (no precisamente por eso), nos fuimos a ver a Good Throb, uno de mis grupos favoritos del momento (más bien por esto).

Abrieron la velada Wanda y la mujer pantera. Yo lo siento mucho, pero… No sé qué criterios se siguen a la hora de elegir teloneros, pero creo que en Madrid hay mil grupos que pegaban mucho más con las inglesas que este. Como Good Throb son un grupo de chicas, ¿los teloneros tienen que ser otro grupo de chicas? Eso es sexista.

Estoy a favor de mezclar estilos y así nutrir la sala con un público más abundante y dispar (aunque a veces salga el tiro por la culata y no vaya ni dios), pero en mi faceta de gruñón y cuestionador de TODO, creo que esto es excesivo. Es posible que haya gente a la que le gustaron ambos grupos, pero me imagino que será la misma gente que tiene un gusto tan abierto como para disfrutar con igual intensidad de Melendi y Run DMC. Qué suerte.

A ver cómo lo digo… No he visto un grupo más coñazo en mi vida. Bueno, quizás Hellacopters o Flaming Sideburns (conciertos de los que me salí en la mitad), pero al menos esos eran cañeros.

Y lo peor de todo es que la batería se quedó en topless en mitad de la actuación (no sabemos a cuento de qué) y a pesar de enseñar las tetas, la cosa seguía siendo igual de aburrida. Canciones sosas, con alguna línea de bajo curiosa, pero sin fuerza y en exceso simplonas. Supongo que no llevar guitarra le resta fuerza al asunto, pero aún así… La primera formación de Nü Sensae no tenía guitarra tampoco y no hay nada más salvaje.

Supongo que tendrán su público. Yo no me apunto. Lo siento.

Good throb

Y llegó el esperado momento. Good Throb. Tampoco es que estuviesen mucho más animadas que las anteriores, pero al menos las canciones son pequeñas obras maestras. Me dejaron algo frío, no sé si por la puesta en escena o porque el público estaba abotargado un lunes. Puede que por ambas cosas. El batería (Shitty Limits, Love Triangle) lo dio todo, eso sí. Pero ellas estuvieron algo sosas. Aún así las canciones, son las canciones y molan todo.

No puedo evitar compararlas con las Coathangers, pese a que los estilos son distintos aunque beban de fuentes similares (Erase Errata, Raooul…). Mientras el LP de Good Throb creo que se come a los de las Coathangers (cosa de mucho mérito), por ser más uniforme, directo, redondo e incontestable; el directo de las de Atlanta es cien veces superior al de las inglesas. Aunque lo que si hicieron bien Good Throb, es tocar unos 20 minutillos. Es el tiempo ideal para un concierto de Punk.

Joder, al final me ha salido un texto muy largo. Como siempre. Qué puto brasas. Si has llegado hasta aquí, gracias. Espero haberte ofendido al menos en un par de ocasiones y que me hayas dado la razón en otro par de ellas.

Un abrazo.

El mugretone oscuro.

Anuncios

3 pensamientos en “Semana de Pasión en Madrid (2015)

  1. Pues a ver idiota, si un tío tiene calor en un concierto se quita la camiseta y no pasa nada, ahora si una tía se quita la camiseta es porque nos quiere poner a todos cachondos y llamar la atención verdad? Vaya punk de pacotilla que eres.

    Me gusta

  2. Me parto. No intentes llevar esto al terreno del sexismo, porque pinchas de lleno. Cuando un tío se quita la camiseta en un concierto es para enseñar musculitos y para dar asco, que es lo que dan (damos). Puro exhibicionismo. Y me da igual el sexo del que lo haga, se hace por exhibicionismo, hombres y mujeres. Lo que me parece genial, ya que es su elección y están sobre un escenario. Y cuando esta chica se quita camiseta lo hace como seña de identidad del grupo o de su persona o para reivindicar lo que sea, o porque le da la real gana (cosa que defenderé hasta la muerte). NO LO HACE PORQUE TIENE CALOR. De ahí que en su facebook se anuncien con un dibujo de ella en topless.

    Y jamás he dicho que para poner cachonda a la peña. Eso sí sería asqueroso. De hecho digo claramente “no sabemos acuento de qué”. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s