Críticas/Crónicas/Otros

Fanzine O Alfinete #7 (Invierno 2015)

Portada1

Ha tenido que pasar algo menos de un año para que llegue el, tan ansiado momento, de tener en nuestras manos otro número de nuestro fanzine actual predilecto. Desde Lisboa O Alfinete nos trae, como es habitual, una ración de historias de bandas de Punk, New Wave, PowerPop, PubRock y Garage, de finales de los setenta y primeros ochenta. A la llegada de este número se le añade un especial, que salió unos meses antes, sobre el primer festival Punk de Europa, Mont-de-Marsan, en agosto de 1976, pero esto lo comentaremos algún otro día.

Entre los nombres consagrados, nos encontramos el relato del paso de Devo por Lisboa allá por octubre del ’79, con motivo de la presentación de su segundo disco, y la insólita colección de anécdotas que dejó una, a todas luces excesiva, muestra de la marciana banda por radios, tiendas de discos y saraos varios. Fuera como fuese, no volverían al año siguiente, como se prometió.

Una apotación memorable es la entrevista al guitarrista y voz de una banda para mí, hasta ahora, desconocida: The Living Daylights. Solo sacaron un Ep, en 1979, y su historia no es muy distinta a la de otras infinitas bandas que no transcendieron. Lo más relevante es que, a pesar del sonido, no se identifican para nada con el Revival Mod, haciendo una clara división entre su royo, puramente adolescente, y la cultura Mod, que no le interesaba en absoluto. Esto dá que pensar si hubo muchas bandas que, por no adscribirse a una corriente determinada, quedaron en el camino. Quizá el fin de la banda no tuvo nada que ver con esto. Tampoco queda muy esclarecido, la verdad, y yo tengo una imaginación calenturienta. Si buscáis en Internet, por el nombre, llegaréis hasta un película del intrépido agente británico 007, de 1987, protagonizada por Timothy Dalton, y posterior, obviamente, a la banda. Gracias al propio André, responsable del fanzine, podéis oir su hit.

 

 

Otro reportaje que hará las delicias de algún besa-cirios que conozco. La siempre controvertida existencia de bandas de Punk cristiano. No fueron cientos pero, como deja claro el artículo, existieron. Y alguna, con gran calidad, debo decir. Aunque más acertado sería decir que tuvieron destellos, pues tiraron más por un royo ecléctico de mezcla de estilos, y no toda su discografía es aprovechable. Algunos de estos nombres son Bill Mason Band, Ishmael United, Moral Support, y ya cruzando el charco, y con más renombre y un deje más rockero, los californianos Altar Boys, o los powerpoperos Undercover. No puedo cerrar esta referencia mejor, que con la hilarante frase con la que termina el propio articulo -Algunas merecieron mejor suerte, pero quiso El Señor que se perdiesen en la bruma-

 

 

 

The Fred Banana Combo fue una banda New Wave alemana formada en 1977. Su estilo me resulta bastante heterogéneo, pero el autor lo relaciona con Revillos o The Cure, con influencias de R’n’R de los 50’s, Garage e incluso algo de música electrónica. La pequeña biografía se acompaña de otra pequeña, pero esclarecedora, entrevista a su creador, Gottfried Tollman, que confiesa la tremenda inspiración que fué el viajar a Londres en 1976, y ver todo lo que allí se cocía por aquella época, y la gente con la que se relacionó en aquellos días.

 

 

También hay espacio para un repaso a la historia de pequeños sellos que editaban a bandas sin muchos “posibles”, como SRT, Ellie Jay o el portugués RCS. Su oferta consistía básicamente en prensar el vinilo, y nada más. Cero producción, cero promoción, cero diseño. Hoy en día, esas piezas marginales son objetos de coleccionismo, como podéis imaginar. Los grupos que nos interesan, que pasaron por estas oportunistas manos, son bastantes, ya que su origen se sitúa en los años 70. Television Personalities, Sema4, Psykik Volts, Stereotypes, The Numbers o los propios Ruts son algunas de ellas. La polémica surge en cuanto a que estos sellos llenaban rapazmente un nicho de negocio que nadie había ocupado, pero si no fuese por ellos, muchas bandas no habrían salido del hoyo jamás, porque las puertas de las grandes discográficas estaban cerradas para ellas.

 

 

El zine se completa con otra entrevista a Kovac, editor del fanzine StreetPunk húngaro Radical Roots, y un acercamiento a la siempre misterosa escena de su país. Algunas pequeñas biografías más de las bandas francesas TVA y The Frenchies, y del harmonicista inglés Lew Lewis, miembro de Dr. Feelgood y valor seguro de Stiff Records. También otro articulo sobre los origenes de Gun Club, y su paso por Portugal, que ciertamente, ha captado menos mi atención.

En este número he de decir que abundan las críticas de discos, especialmente actuales, a excepción de una que aporta un servidor de vds. y que pueden ver, en castellano, aqui. Lo que he echado en falta esta vez, ha sido algo que nos acerque un poco a la historia musical, presente o pasada, portuguesa, que sigo convencido que es, tristemente, una gran desconocida para la mayoría de nosotros. Espero que el autor no haya quemado ya todas las naves en los números anteriores y queden buenas bandas que descubrir al otro lado de la frontera. Aun así, siempre una grata, y recomendable, lectura que puede completarse siguiendo su blog. Interesados escribir a: rocknoliceu@gmail.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s