Conciertos/Críticas/Crónicas

23/01/2016 Los Nikis + Aerolíneas Federales (Sala Arena, Madrid)

Era un secreto a voces. El boca a boca funcionó lo suficientemente bien como para poderme enterar de que el grupo invitado de Aerolíneas Federales en el concierto de presentación de su nuevo disco en Madrid iban a ser Los Nikis. Hace unos años, precísamente en la sala Arena y como grupo sorpresa, se subieron al escenario antes de Airbag para tocar algunas canciones depués de que pasaran muchos millones de años desde la última vez que tocaran en directo. Yo debí ser de las pocas personas del universo a las que no llegó esa información y me quedé en casa viendo por la tele una apasionante tertulia política, así que tenía esa espinita clavada. Además, hace pocos meses en un festival en Vigo, precísamente con Airbag y Aerolíneas volvieron a aparecer como grupo sorpresa. Todo indicaba que los rumores eran ciertos pero aún así yo no me terminaba de creer que iba a ver a Los Nikis en vivo y en directo, aunque había que correr el riesgo ¿No?

185043_description_CartelAAFmini

Por culpa del tráfico que se acumula en los alrededores de Plaza de España un sábado a esas horas, llegamos a la sala al límite, media hora después de la hora anunciada. Los nervios de pensar que podíamos llegar con la actuación empezada se pasaron al entrar y comprobar que el escenario aún estaba vacío, además aún tuvimos algo de tiempo para abrirnos paso entre la sala abarrotada de gente y de llevarnos la bronca de algún puretón cubatero que vio peligrar su preciado combinado por unos jóvenes dispuestos a dejarse la cara por conseguir un hueco en las primeras filas. No tuvimos que esperar mucho, suena Nelly the Elephant e inmediatamente después aparecen Joaquín, Arturo y Rafa, empiezan a tocar las primeras notas de La Puerta Verde y ya todo el mundo se vuelve loco, aparece Emilio en escena y empieza a cantar la canción. Evidentemente estaban más gordos, más calvos o más canosos que en los vídeos de la época, pero un grupo que nace con la única y sana intención de pasarlo bien y que más de treinta años después, se suben a un escenario con esa mismas intenciones disfrutando como el primer día, para mí tienen toda la credibilidad del mundo. Da igual que el cantante sea arrítmico, que desafine o que la banda tenga notables cagadas; la frescura y las ganas de divertirse pueden con todo eso. Ese espíritu de diversión y de buena onda en seguida contagió al público, sobre todo cuando sonaron temazos como Silvia Sobrini u Olaf el Vikingo que todos estábamos deseando escuchar.

El momento de un niño negro subiendo a cantar una especie de combinación entre Ernesto y Safe European Home tuvo su gracia, pero se quedó en algo anecdótico al lado de lo que hubiera sido que cantaran la canción tal y como fue compuesta en su momento. La presencia de Mario Vaquerizo como estrella invitada para cantar El Imperio Contraataca sobró bastante, menos mal que nadie le hizo ni caso y quedó en un segundo plano a pesar de todas las posturitas que forzaba como la estrella del petardeo que es. Ya puestos a hablar de cosas que sobran, también sobró que tocaran La Hormigonera Asesina, para mi una de sus peores canciones, afortunadamente lo solucionaron rápido tocando inmediatamente Por el Interés te quiero Andrés, la Naranja no es Mecánica y la grandiosa Diez años en Sing Sing, tres temazos indiscutibles que hicieron que la sala entera se dejara la voz y la piel en el pogo. Destacar la presencia de muchos chavales muy jóvenes (¿Sus hijos?) que disfrutaron como el que más. Gracias a dios, la restricción de menores en conciertos es cosa del pasado y ya puedes ir a una sala de conciertos con la sensación de que el relevo generacional existe en algún lugar. Los Nikis tienen buenas adaptaciones de canciones de los Ramones como Rosa es Punkosa o Te voy a asesinar, pero optaron por terminar con Rock en Samil cantada por Joaquín, supongo que como homenaje al señor Costas. Como bises seguimos con otra versión: Voy a Benidorm y para terminar su himno al garrulismo: La Fiesta Medieval. Como todo el mundo sabía que era la última canción, nadie contuvo el desenfreno mientras coreaba frases tan grandiosas como” Rubias con trenzas, rubias pechugonas, será la mejor fiesta de toda la zona”.

Para resumir: cumplió todas las expectativas de lo que yo pensaba que tendría que ser un concierto de Los Nikis, breve, intenso y sobre todo muy divertido, pero no tocaron Salvaje Pasión, y eso es feo.

Llegó el turno a Aerolíneas Federales, que no me emocionan ni la mitad que sus teloneros y además empezaron con una versión de I Love Rock n Roll, una de las canciones más repulsivas de la historia junto a Highway to Hell o Smells like Teen Spirit, por lo que opté por verlos desde la barrera. Miguel Costas llevaba una considerable castaña y sus compañeros de grupo tenían un aspecto muy decadente. Tocaron bastantes temazos, incluidos clásicos como No sé ligar, Soy una Punk o No me beses en los labios, pero no sonó muy allá y las voces eran más bien limitadas. Con la entrada regalaban un disco que todavía no he abierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s