26/02/2015 – MOMMY BOYS + JONNY KURT vs HANK THE TANK + CALVARIO (Rock Palace)

Un jueves más, noche punk en Madrid. Pena que los punks ni están ni se les espera. ¿Realmente hay público suficiente para la cantidad de grupos y conciertos que tenemos? Supongo que es normal (y saludable) que en cada sarao el grueso del público lo formen miembros de otras bandas, pero no deja de ser frustrante que sea casi imposible juntar a más de veinte-treinta personas para un concierto de punk JOVEN, no patrocinadoni, lo que viene a ser lo mismo, con el sello de aprobación de los de los parchecitos y las barbas.

cartelmommy

Abren las Calvario, a las que todavía no había podido ver (pero sí llevaba bastante escuchadas de casa). Me resulta difícil encasillarlas: indie punk, garaje rock minimalista, primitivo y melancólico… En sus mejores momentos me pueden recordar a unas Neo Boys, por aquello de la melancolía y las guitarras limpias y las melodías de voces oscurillas, o al Messthetics más garajero en su amateurismo;la agresividad de la voz y ese saber acabar las canciones a tiempo las evita caer en terrenos más popis. Batería en su punto, bajo presente y guitarra limpia, reverberante y con bastantes momentos de protagonismo (que no solos). En general, guay; ganas del single y de verlas otra vez.

Lo de Jonny Kurt vs Hank the Tank es la sorpresa, aunque ya nos previenen momentos antes del concierto: un dúo guitarra-batería con raíces en la añorada (por algún ilustre fundador de esta casa) RDA formado por dos freaks en el sentido más literal del término. Sus pintas criminales (mullet, calvicie incipiente, pies descalzos y bigotes) dan color a quince minutos de surf instrumental lo-fi, divertido en sus momentos más redneck(esa armónica), que sin previo aviso (miento: el guitarrista desabrochándose sensualmente la camisa) vira a un final de concierto de guarrísimo y acelerado punk cantado en alemán de las cavernas. Un par de marginales recreándose y dando un espectáculo, a pesar de (como ellos mismos confesaban) estar acostumbrados a tocar ante un público alcoholizado y predispuesto a la diversión; igualito que el de un jueves de febrero a las 23 en el Palace, vaya.

Y salen los Niños de Mamá, tres lampiños krauts con los 25 por cumplir. Alguno ya nos suena de los P.U.F.F., que dieron aquí mismo uno de los mejores conciertos del año pasado, pero los Mommy Boys, sin sintes y con la guitarra cristalina tónica de la noche, aparcan un poco la locura de estos y se tiran a por el mejor KBD (qué bien le sienta la voz teutona) de antes de que nacieran. Mola mucho el bajista, un puto crío de pelo rizado al que le pega demasiado el nombre del grupo y que hace las veces de frontman, con el guitarrista a su aire empezando el concierto desde fuera del escenario (no enfrentándose al público, más bien tomando el fresco desde el lateral). Son rapidísimos, un bombardeo de punk de un minuto, que no hardcore (o sí; ojalá siempre fuera así). A ratos me traen a la cabeza a nuestros Über, aunque MommyBoys sin duda estén mirando a otros tiempos y lugares, pero me terminan de ganar con sus momentos más inquietos y juguetones (Energy), más cercanos al rollo de P.U.F.F. o incluso las Kleenex. Esto es el punk, estimados lectores. Soy muy de exagerar y de hacer listas (igual que vosotros, acabados), pero a esta hora de la noche es mi grupo y concierto del año.

Aquí apesta a espíritu adolescente. Estamos cuatro pasmaos en primera línea moviendo la cabeza y el tercio al estilo madrileño, pero si a ellos no les importa a mí tampoco. Os jodéis.

Flato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s