Entrevistas/Personalidades

Sergio (MV/CGB): “Todo sucedía en Madrid. ¡Deseábamos una ciudad-estado!

Por circunstancias del destino, esta entrevista ocurre en un lugar remoto, a miles de kilometros del escenario donde nos hemos conocido. Estamos inmersos en un viaje, a ratos irreal, en busca de las puertas del Hades. El entrevistado me ha pedido expresamente que grabemos la entrevista en las ruinas del Nekromateion, el oráculo de los muertos, localizado cerca de la antigua ciudad de Éfira, en el norte de Grecia. Pero esto no es lo que vamos a contaros a continuación, sino la pequeña y misteriosa historia de Mass Volumen y Concepción Glory Boys, dos bandas que dieron sentido a las vidas de un grupo de inquietos adolescentes durante los primeros años del tercer milenio, con la ciudad de Madrid como decorado mítico. Sergio fue parte activa de esas bandas, que han escrito, de una manera u otra, parte de nuestra historia. Esta es la primera de algunas entrevistas largas, muy largas, que vamos a hacer a gente que apreciamos y que, creemos, que debemos colocar en el lugar que merecen en nuestro imaginario personal.

IMG_20141117_103648 - Copy

El Nekromanteion, un entorno perfecto para hablar del pasado.

Vamos a hablar un poco del pasado ¿te apetece?
El pasado siempre vuelve…

¿Hubo estimulos musicales en tu familia, durante tu infancia?
Si, en mi casa siempre se escuchó música. Mi padre, que toca el teclado, tuvo la maravillosa idea de comprarle una guitarra al pequeño Sergio. Era una electroacústica, royo Alejandro Sanz, y con eso empecé a tocar [risas]

¿Te tocaba animar las fiestas familiares, como es tradición?
Siempre he sido muy malo con eso, porque se espera de ti que te aprendas unas cuantas versiones que todos conozcan, y las hagas perfectas para ganarte a la sala. A mi nunca me ha gustado hacer versiones. Siempre acabo modificando algo…

¿Fuiste mejorando con los años?
Con 14 o 15 años empecé a tocar, por mi cuenta, aunque nunca he aprendido “técnicamente” hablando. Ni sé solfeo, ni he tenido ningún tipo de maestro en ningún instrumento. Escuchaba música e intentaba sacar algo en mi habitación, pero nada de bandas. Luego ya ves lo bueno de la banda, más instrumentos para trastear, los ensayos, los colegas…

¿Era una forma de salirse de la rutina adolescente, más interesada en el deporte, por ejemplo?
¡También me gustaba el deporte! Y bajar al parque a hacer el gamberro. Pero la música era algo especial. Implicaba para mí el interés en probar a tocar algo parecido a lo que oías. En el colegio te enseñaban con la flauta, y yo lo odiaba. ¡Era asquerosa! Es un instrumento sin personalidad, fácil para enseñar a escolares, de venta en cualquier sitio. Me gustaba el acordeón, con su sonido estridente, oscuro… ¡pero me regalaron una guitarra!

¿Y te gustaba ya el Rock?
Si, lo veia más cercano. Sin embargo recuerdo que lo más estrambótico que pude ver en los medios comerciales en los 90 era el royo Big Beat inglés como Prodigy o Chemical Brothers. La primera banda fue en el colegio, con compañeros. Nos dejaban ensayar en el recreo, en una especie de gimnasio. Después con 15 o 16 años conocí a Emilio, que se acababa de mudar al barrio, y conocía a un compañero mío de clase. Me dijo que tocaba la batería, yo le dije que tocaba la guitarra, e intercambiamos telefonos. Un día me llamó diciendo que quería montar una banda nueva royo Sex Pistols, que si quería tocar la guitarra, y claro, yo flipé.

¿Ya conocías a los Pistols y el Punk?
Si, empecé a oir música muy jóven. Además tenía un primo que vivió la época de los noventa en Valencia, y aunque le molaba más la electrónica, tenía mucha música británica, New Wave, y el “Nevermind The Bollocks..” siempre en el coche, así que ya había escuchado las canciones sin saber, claro, la historia que tenía detrás. Grabé muchas de esas cintas que él me pasaba. Luego, el maravilloso mundo de matices dentro del punk, vino después ya con casi veinte años.

¿Y cómo empieza esa banda?
Emilio hablando a toda hostia por telefono, contándome la película e invitándome a un ensayo en el Barrio del Pilar. Le digo que mi guitarra es la electroacústica ésta, y me responde que ya apañaríamos algo en el local… [risas] Conectamos la guitarra a un ampli, distorsión a tope, y bueno, dio el pego.. Estéticamente un horror, pero al menos sonaba. Luego ya me compré una eléctrica barata al poco tiempo, y lo primero que hice fue ponerle una pegatina de Nietzsche, cuya lectura me influenciaba más incluso que la música. Ese es el punto de salida real, cuando pego con pegamento de manualidades su foto recortada.

¿Y ahí es cuando surge Mas Volumen?
Eso sería el germen, si. En principio era un proyecto entre los dos solos, y se llamaba Los Nada. Él ya tenía algo de experiencia tocando en grupos pero yo todavía estaba con la idílica idea de que quería experimentar con instrumentos hechos por nosotros con cosas de la basura. No conseguimos construír nada decente con lo que vimos en los vertederos del barrio, así que empezamos a componer como una banda convencional. Entonces tocabamos “Art School” de Jam con otra letra, y compusimos “El hijo del alcalde”, por Gallardón, y “A tu costa”, creo que se llamaba [tararea]. Una de hacerse famoso con el Rock, no se… Y otras cinco o seis más. Lo haciamos todo en mi casa, con mi madre por allí, preparándonos la merienda [risas]. Era una época en que los dos estabamos muy unidos porque teníamos algunos problemas familiares. El grupo era la perfecta escapatoria.

¿Hacéis algo de relevancia en aquella primera época?
Un día decidimos que Los Nada tenían que dar su primer concierto. Y que además había que grabarlo en video. En aquella época estabamos todo el día viendo videos de grupos de Punk, y nos obsesionaban particularmente los de Familia Real. Era nuestro grupo fetiche. Decidimos tocar en la azotea de mi casa, en el Barrio de la Concepción, un soleado día de verano. Con mi hermano grabándolo todo en vídeo. Desde que empezamos a pintarnos esvásticas por el cuerpo con el pintalabios de mi madre, a cuando empezamos a tocar arriba.Yo, con la guitarra, y Emilio golpeando con las baquetas los tubos de gas natural del edificio. Mientras, los vecinos colgaban la ropa y se quejaban. Y nosotros vacilándoles y escupiendo a la gente que pasaba por debajo, y todo ese royo adolescente… Internet ya empezaba a hacer todo más accesible. Gracias a ello, nos enteramos que tocaban Webeloss en el Juglar, junto a Perturbadoss… ¡Otra parte importante de esta historia!

Si, todo empieza a encajar…
¡Exacto! Allí aparecimos Emilio y yo con camisas blancas de “Somos Los Nada” pintadas por nosotros mismos. El llevaba un collar de pinchos , y yo le sujetaba como si fuera mi perrito. Una manera como cualquier otra de llamar la atención. Allí conocimos a Dani Pinillos (Mugretone), a Demi, a Ruth, Isaac, etc… y dijimos -¡Anda mira, hay gente en Madrid que hace cosas que molan!- Emilio y Demi conectaron muy bien, y se cambiaron telefonos.

Pero antes de eso, ¿Que otra gente pasó por M.V. antes de la formación oficial?
El primer cantante que tuvimos fue Héctor, amigo de Julián, el primer bajista que tuvimos, también de Moratalaz, y amigo de un compañero de trabajo de Emilio. Ahí ya estabamos en local de ensayo, que fue un paso importante. Grabamos con Héctor unos temas pero no nos gustó. Era el apogeo de los grupos de Oi en Madrid, y él quería hacer algo en ese plan, con voces roncas, ropa deportiva y tal… A nosotros eso nos parecía una absoluta mierda.

¿Y Jorge cuando aparece?
Jorge en principio no era del grupo. Era amigo de Emilio, de edad mayor que todos nosotros, y la ilusión de su vida era formar parte de algo relacionado con la música, así que nos llevaba a ensayar en coche. Era un obsesionado de los años ’80. Controlaba todos los grupos de Pop y PowerPop, y paraba con mods. Al final, tras encargarse de eliminar a los competidores con sus legendarias argucias, nos pide ser el cantante. Viene un día a un ensayo y nos gusta. Al principio no ponía la voz esa de niño cabrón, pero le dijimos que queríamos sonar a Larsen, a Familia Real, Nikis… y consiguió sacar esa voz nasal, que mola mucho. Se unió y empezamos a componer juntos.

¿Aún seguíais siendo Los Nada?
En aquel mismo primer ensayo con Jorge, cuando terminamos, vamos a una cafetería, y decidimos cambiar el nombre, porque Los Nada sólo me gustaba a mí… [risas]. Tuvo sentido mientras el proyecto era algo experimental, de no-música, pero ahí ya eramos una banda de Punk. Así que escribimos una larga lista, y le dimos a elegir a la camarera de la cafetería. Sin pensarlo dos veces, y sin hacer ni caso a la lista, soltó contundente: -¡Joder, clarísimamente, Mas Volúmen!¡Un grupo de Punk tiene que tener un nombre compuesto, dejad de discutir!- Nos dejó boquiabiertos, y nos decidimos por ese nombre, ya que era el proceso más aleatorio que se nos podía ocurrir.

¿Ya tenía la doble s?
No, eso se añadiría posteriormente. Era como salió en la primera maqueta, Max, con “x”. El diseño de esa primera maqueta es aún más aleatorio, si cabe. Jorge le encarga a su hermana la portada y contraportada –a gritos, con prisas y sin explicar nada, me imagino…- y ella pensó que lo de Más Volumen viene por el mando a distancia, para subir el volumen de la tele, y así se quedó… (risas)

¿Nunca os preocupó la corrección política, tan unida al Punk moderno?¿De verdad queríais ser estrellas del Rock?
Las dos cosas van unidas. ¿Cuántos artistas incorrectos conoces que hayan triunfado aquí? ¿Eskorbuto? ¿Dalí? Y aún así pasando por algunos aros… La letra sobre ser estrellas del Rock, y derrochar el dinero en cosas superficiales, es una contestación a las que hablan de ser fiel y coherente con ideologias. Podríamos haber hecho la contraria, si fuera la norma. De todas formas llevar la contaria de forma sistematica es algo también muy correcto y previsible, hay que saber dónde está el punto imprevisible en cada momento… Es complicado. Cualquier movimiento contracultural debería ser incorrecto y acéfalo. Tener tabús, normas y jefecillos de militancia es poco Punk. Aún así te cuento… Nosotros poseíamos la verdad, teníamos el autentico… ¡Catecismo Punk! El original, sin censurar, con el apéndice sobre vestimentas… Aún lo conserva Dani Pinillos en dos tablas de oro en su habitación, sólo para iniciados… [risas] Palabra de Dios…

Concierto de la primera época, en el que se puede apreciar a Mugretone cantando con la banda.

Concierto de la primera época, en el que se puede apreciar a Dani Pinillos cantando con la banda.

Las letras de MV se salen un poco de lo convencional ¿De donde salian esas idas de olla?
Un día, por ejemplo, fuimos a buscar un libro sobre el RRV a La Casa Del Libro. Era un libro descatalogado, pero nos dijeron que allí estaba censurado, así que nos preguntamos -¿Pero qué coño es esto?¿Libros censurados?¿La inquisición?- Entonces se nos ocurrió la idea de ir a preguntar por el Mein Kampf a la Biblioteca Nacional. En aquella no se podía ni entrar, vaya risas…. Rimaba y todo. Así salían los temas… La de Vendidos es humor surrealista sobre la familia. Todas esas llevan el sello inconfundible de Jorge.

¿Cómo componíais las canciones?
L
as componiamos Emilio y yo musicalmente hablando. Jorge aportó bastante en algunas letras. La música en mi casa, con la guitarra sin enchufar, y las letras en el parque. Ahí disfruté mucho componiendo. Creo que evolucioné mucho, porque pasé de no saber tocar un instrumento, a tocarlo medianamente, y a involucrarme en el proceso creativo, que era lo que yo quería. Nunca tuve la meta de ser técnicamente bueno tocando un solo instrumento. Yo queria componer canciones que molaran, con los medios que tuviera. Por eso ahora estoy flipando con poder componer con un portátil. Simplificar el proceso y dar los medios a cualquier cerebro despierto.

¿Cómo grabásteis las diferentes maquetas?
La primera,
Los Patéticos Mozos de Cabanillas, como no teníamos ni un duro, fue con una mesa de mezclas y un portatil prestado. La batería nos la dejó mi hermano. Yo utilicé mis precarios conocimientos sobre sonido con el equipo que teníamos. Allí eramos Jorge a la voz, Julian al bajo, Emilio batería, y yo guitarra. Nos fuimos a casa de mi padre, a un pueblo perdido cerca de Madrid, y ocurrió que el alcohol a precio de risa hizo estragos. La liamos con los mozos y mozas del pueblo, y mi padre nos acabó echando de casa sin terminar de grabar la maqueta. La completamos con temas grabados en ensayos. Mi favorita es Niños. La portada nos la hizo gratis la hermana de Jorge, que era diseñadora, después de que éste nos convenciera, diciendo que se ocuparía de todo… [risas] La segunda maqueta fue el Zona Especial Centro, con Perturbadoss y otro grupo que tenían Nieto y Rut, los Salidos del Armario. Esta se grabó en el local que los tres grupos compartiamos en Carabanchel. Estos temas son diferentes a los de la primera maqueta, con letras dadaistas como Gijón-gedón, Stalin o Un Consejo. Esta última es donde Jorge se consagra como poeta y letrista… [risas] A mi me parecia una genialidad de treinta segundos, en serio.
Para la tercera,
Madrid Revival 2004, el arte nos lo hace Dani Mortaja, que ya estaba muy implicado con el grupo, aunque solo graba algunos coros en aquella. La grabamos en los estudios Olmo, de Tirso de Molina, y tiene mucho mejor sonido que las anteriores. El temazo es Stress Punk, cuatro acordes repetidos sin parar, en algo mas de minuto y medio, con esa voz… Creo que ese fue el punto final de Más Volumen a nivel compositivo. Ahí teníamos lo que nos propusimos desde el principio. Por último, grabamos el tema “Soy Cruel“ para el recopilatorio de Espasmódicos. Ese fué en los estudios Attack, del Rock Palace, a los mandos de Ixma, de la Broma de SSatan.


¿Y ya empezásteis a tocar con regularidad, no?
El primer concierto fue en el Txinaski, de Guadalajara. Tocamos con un grupo punkarra local, cuyo nombre no recuerdo. No le molamos a la parroquia local por lo que fue un triunfo. Luego, a través de Demi, nos invitan a tocar en el Laboratorio, en Malasaña, que creo ya no existe, ¿no? La segunda vez que tocamos allí, con Espazio Vital y Perturbadoss hubo caos y destrucción, con nefasto resultado para los organizadores [risas]. A aquel concierto recuerdo que vino Dani Pinillos y nos propuso participar en un recopilatorio con bandas ibéricas actuales que estaba montando, el volumen uno del Killed By Que? Por supuesto, dijimos que si. Le enseñamos unas cuantas canciones y le moló “Punk, que Punk?”. Así conseguimos nuestra primera edición real en vinilo.
Luego también tocamos en el Vampirella de Zaragoza… recuerdo también uno muy especial en la sala Cotton de Ponferrada donde subieron con nosotros Chema, de Radio 77, Javi, de Delincuencia Sonora, y Montse, de Micromachines, que organizó el grandioso Omar. Allí conocimos a la tropa segoviana… y también a la gente de Stanley Road. En Guadalajara también tocamos en una discoteca una vez, donde el público eran fans de Reincidentes… [risas] Estuvo divertido…

También estuviste involucrado en la organización de conciertos, ¿no?
Si, fue cuando me dí cuenta de la estafa que era tener que pagar por tocar… Monté varios de MV en salas pequeñas. En el segundo del Laboratorio fui con los chicos a enterarme como funcionaba. Era de coña. Consistía en que apuntaban tu nombre a lápiz en un cuaderno. En Guadalajara también fue fácil. Lo peor era conseguir el equipo, siempre pidiendo prestado a todos… También organicé el de MV con
Webeloss, Dementess y Taquicardía. Y el de Kante Pinrélico en la Nasti…

¿Aquel con Taquicardía que acabó como el rosario de la Aurora? ¿Que pasó y cómo lo viviste tú?
Sí, ese fue movidito… Y el último de MV. También traje a Dementess, los chicos de Fuengirola, que fueron la hostia… El germen de lo que sería después La URSS, con los que también tocamos ya como CGB. Joder, de hecho, como me alegro de haber organizado ese concierto…. Hay muchas cosas que yo no vi con mis propios ojos, y que simplemente me han contado. Lo que yo vi fue que al terminar de tocar Webeloss, la mitad de la sala se largo y pasó de ver a Taquicardia. Yo les había traído con toda la ilusión ya que habíamos tocando antes juntos y pensé que atraerían a más gente que el resto de grupos. Fue al contrario. Por algún motivo, ahora los que estabamos de moda eramos los grupos irreverentes de la doble S. Eramos incómodos. Hay fotos de ese día donde se ve que la sala estaba llena, y flipamos con que por fin el reparto de chicas y chicos era equitativo. Webeloss era el modelo a seguir, de una u otra forma, y les tenían bastantes ganas. Nosotros también eramos un blanco deseado… Sin entrar en detalles, pilló mucha gente. Los que vinieron a reventarlo eran muchos, y ya mayorcitos. Realmente no sé que buscaban, pero fue algo tan ruin y desigual que no merece ser comentado, ya que los conciertos de todos los grupos fueron un éxito. El nuestro fue muy contundente, y ese final con Emilio rabioso, gritando y tirando la batería por los aires fue debuti.

¿Teníais una sensación de escena, en aquellos momentos?
Especialmente con
Perturbadoss, con quienes pasamos a compartir local en Vistalegre. Nunca nos gustó el termino escena, ya que anula el de individuo, en cierta manera. No tienes por que estar de acuerdo con todo lo que hacen el resto de grupos, pero claramente preferíamos a peña como Isa y los Antihéroes, Webeloss, Turnomatics, Mala Muerte, Las Fuhrers, Rizillos… Fuimos a ver muchos de estos grupos.

Siempre me ha dado la impresión que MV lo debíais pasar muy, pero que muy bien..
En aquella época molaba mogollón porque hacíamos vida de grupo. Teniamos el Miércoles, que era el día oficial del grupo. Jorge me recogía en casa, ibamos a buscar a Emilio, que trabajaba en una heladería en la plaza de Colón y nos empachabamos de helados. Al final, la encargada de Emilio repartía el dinero de la caja, haciendo contabilidad creativa y nos lo fundiamos saliendo a muerte por Madrid. Así descubrí la noche [risas] ¡¡Fué una época de puta madre!! Me gustaba que estábamos abiertos a nuevos ambientes… Había pocos garitos que no hubieramos pisado en el centro, aunque solo fuera por probar. Y luego estaba el arte de colarse en las fiestas de pijos de Herrera Oria… Estábamos obsesionados con que en Madrid había una escena alternativa paralela, pero era secreta y teníamos que llegar a ella. Nuestra fijación era conocer a alguien que nos abriera la puerta…

¿Y qué esperábais encontrar en ella?
Intuíamos que un grupo de fanáticos, como nosotros, de los grupos británicos de los setenta y españoles de los ochenta. En aquella época se forja la idea, o por lo menos para mí, de abanderar Madrid de una forma exagerada. A partir de las fiestas nocturnas, y que empiezo a leer sobre la historia de Madrid, para mí la ciudad adquiere un valor más allá del circunstancial o geográfico. Mi idea, y también la de Emilo, era que ya no era algo aleatorio vivir en Madrid. Era el marco perfecto para el grupo. Jorge era un experto en grupos nuevaoleros de los 80. A mí siempre me ha molado el royo más caótico, postindustrial… pero él nos descubrió grupos mas melódicos como Lavabos Iturriaga, Monaguillosh, Oviformia, Diseño Corbusier, etc… Esa era la banda sonora del Renault Clio, para nuestra incansable búsqueda nocturna de “la escena“…

Mas Volumen preparando sus fechorías una tarde cualquiera.

Mas Volumen preparando sus fechorías una tarde cualquiera, en el centro de Madrid.

Venga, la gente quiere saber, cuéntanos más sobre esas noches descalabradas por la capital..
Nos eternizaríamos contando anécdotas tontas… Pero hay tres, así suaves, de cosas que se pueden contar sin implicar a nadie. La primera es la noche que tuvimos el master de la primera maqueta grabado en una cinta. Finales del 2003. Pasamos la noche escuchándola en el coche, mientras dabamos vueltas por la ciudad, hasta que a Emilio se le ocurrió la genial idea de ir al poblado chabolista de Las Barranquillas, a que las brujas gitanas nos leyeran el futuro, para saber si el grupo iba a tener éxito e ibamos a ser famosos. Al llegar al poblado, viendo que no queriamos droga, y que estabamos como una cabra, nos largaron de allí hacia unos descampados, donde encontramos un perro vagabundo. Y Jorge, eufórico, gritando que el perro era un oráculo que nos iba a guiar hasta el lugar donde encontraríamos dinero o algo así. Así que estuvimos siguiendo al perro toda la noche por los descampados, imaginate la imagen… Todos los gitanos acercándose al coche a pedirnos pasta y jeringuillas, y Jorge con las ventanillas bajadas diciendo, “shhhhh, no molesteís al oráculo joder!“, señalando al perro… [risas]. El muy sinverguenza ni si quiera iba puesto cuando montaba estos circos…. Era pura energía, podía estar dias sin dormir encadenando aventuras.
Otra vez, Jorge me gastó una broma, que consistió en mandarme a preguntar una dirección a los yonkis chungos de Tirso de Molina. Desde el coche, bajé la ventanilla y pregunté a unos yonkis, pero fuertes, no de los de chándal, que pasaban por allí. Como no se enteraban de nada de lo que les decía, y Jorge además les estaba haciedo burla por detrás mio, se pusieron nerviosos, y le dieron un puñetazo a la ventana del coche, que casi la revientan. Entonces empezaron a llegar cachitas, de todos lados hacia el coche, y Jorge con tranquilidad pasmosa, frena, quita luces, aparca, y mientras empieza a llegar una turba de gente a la gresca, se gira y nos dice: – Esto lo soluciono yo en un periquete, no os preocupéis…- Saca una pistola de juguete – con el pivote rojo y todo!- de debajo del asiento, abre la puerta, pone voz macarra y dice – A ver, ¿qué pasa aqui? ¿No veis que somos punks?- [risas] Mientras pone la pistola sobre el coche. La turba retrocede, y el del golpe al cristal, toca en la ventanilla suavemente, y me dice -Oye, que te pido perdón, que estoy un poco alterado por la droga y tal…- Yo estaba dentro del coche y no me enteré de nada, pero seguramente Jorge les estaba gritando sus frases nerviosas. Cuando se marcharon todos, entra al coche y nos dice – ¿Veis, chicos, como hablando se entiende la gente? – Como esa, miles… le encantaban esas situaciones límite.
Tambien una noche apareció un pijo de Burgos en el Dark Hole, diciendo que había venido solo a Madrid, y que estaba dispuesto a pagar todo si le sacabamos de fiesta por sitios chulos. Todavía recuerdo la cara de Jorge al ver el fajo de billetes que llevaba…. Sonrió, le tocó la espalda y dijo –Estás es las mejores manos…-[risas] Fue bestial, era como tener el dinero de la heladería de Emilio pero ilimitado. Repartimos billetes entre los mendigos de Gran Vía, y el pijo gritando rabioso que no entendía por qué… Al final quedo encantado, incluso nos abrazó emotivamente al despedirse. Se quedó sin dinero el chico, pero realmente hicimos un buen trabajo…. [descojono] A la que volvíamos con el coche nos pararon los municipales, y digamos que Jorge no… “encontraba“ los papeles del coche… Ni siquiera llevaba carné… Nos habíamos gastado mil euros saliendo unas horas antes, imaginate si les da por hacerle soplar. Pero era invencible, tío, convenció a los municipales de que eramos un grupo de Rock prometedor, y que el coche era de un estudio de televisión o no se qué… Sacó la guitarra del maletero gritando –
¡No veís que son unos niños! ¡No tenéis corazón! ¿Que queréis, jodernos la grabación del disco?- Todo esto aderezado con frases persuasivas mas suaves… Al final, como siempre, les persuadió, no le multaron y los agentes nos desearon buena suerte en nuestra actuación en Tele5… El aspirante a Malcolm McLaren madrileño volvía a salirse con la suya en la glorieta de Atocha, mientras sonaban Zoquillos en el coche… [risas]

Hay una historia muy pintoresca sobre cómo cambiáis de bajista ¿no?
En realidad, antes que eso, sucede que Jorge y Emilio se marchan a vivir al norte de Inglaterra, pero no duran mucho. Jorge, unas tres semanas, y Emilio un par de meses. Mientras nos carteábamos, y montamos lo de el Laboratorio, donde Julian se largó…

¿Como se tomo esa decisión?
No recuerdo bien el motivo, porque la realidad se confunde con la leyenda que dice que fue porque era un heavy. Eso era verdad, y además le molaba el grunge y otros royos americanos. Pero no fue por eso… [Piensa, hace memoria..] Fue algo más típico. Quería dedicar tiempo a otro grupo. Nos enteramos por su colega de Moratalaz, que iba a hacer el grupo con él, royo Alice in Chains. Qué duro… Pero bueno, el caso es que compusimos una canción que se llamaba “Buscamos bajista”, mientras el seguía en el grupo, y aún no le habíamos dicho nada. Una absoluta declaración de intenciones… [risas]. Encima, se la aprendió y la tocó en directo, en el concierto en que le dijimos que iba a ser su concierto de despedida [descojono]. La música de esa canción la compuse yo, y me gusta bastante. Ese concierto esta grabado, y recuerdo rebobinar el VHS mil veces para ver la cara que puso cuando la tocamos. Hice una introducción diciendo – Estamos buscando bajista, a ver si hay alguno en la sala, porque este es el último concierto de este chico- y empieza la canción. Ese momento es genial…

Demencial, ¿no?
Es un momento de gran cabrón…

No dice nada bueno de ti, Sergio…
Estaba hablado antes del concierto y él estuvo de acuerdo. Estaba un poco harto también de las historias estas entre semana que nos montabamos… Ya te digo que luego seguimos viéndonos con él, y ha venido a vernos a CGB. Fue una pena, por que pegaba mucho en el grupo con ese acento madrileño macarra, y la actitud en el escenario. Luego entró Jose, de
Perturbadoss. También Demi en algunos ensayos, cuando no podía Jose.. Al final apareció Muñones, y se quedó.

Demi era vuestro Sid Vicious, ¿no? Ponía la estética llamativa y eso..
En aquella época pensábamos que Demi tenía mogollón de contactos, que movía el cotarro. Era un imán por la noche, unía a muchos grupos. Conocía a Ruth y a Isaac, que era su cantante entonces y nos caían genial, al punkarreo de Getafe, Isa y los Antiheroes, a Dani Pinillos… Y sí, las pintas tambien molaban… pero sobre todo que era un gran tipo campechano y del barrio. Con el monté también lo de las chapas, hicimos varios diseños de chapas grandes y pequeñas de grupos que no se podían conseguir como Crisis, 1919, Cigarettes,… y de escritores como Valle Inclán, Baroja, Conan Doyle, etc… La amistad con Demi ha perdurado a través de los años hasta el punto de que Emilio monta con él otro de los grupos paralelos a Más Volumen, con el que más ha durado: La Stasi.

¿Cómo surgió vuestra participación en el homenaje a Kike Kruel?
Nos molaba Enrique, y nos apeno cuando falleció. Conteste a un anuncio que pusieron buscando grupos para ver si nos dejaban hacer una versión. Un día que tocamos en el Nasti, con Rizillos, vinieron Dani Mortaja con J. Siemens y, creo, que Magüu , a vernos. A Mortaja le molamos ya en aquel concierto e hizo lo posible por meternos, pero a condición de que tocasemos “Soy Cruel”. Dani vino a un ensayo, ya con Muñones, y nos hizo una entrevista para el fanzine Mortaja 13 que nunca vió la luz, por cierto. Aquella noche conocí también a Miguel Ovelar, que junto con Mortaja han sido dos personas importantes para mí. No tanto para el grupo, pero a mi la figura de Miguel si me han influenciado mucho. El caso es que nos confirman, aquel día, que estabamos dentro del recopilatorio, y que la semana siguiente grabábamos. Imagínate, para nosotros fue.. ¡la hostia!! Un momento mágico. Un estudio de grabación de verdad, con gente de Espasmódicoss, y la posibilidad de conocer más de cerca a componentes de otros grupos de los 80’s. Era una oportunidad que todos preparamos muchísimo… todos menos Jorge. El eterno Peter Pan dejó de venir a los ensayos. Se presentó incluso en el estudio de grabación, de empalme y sin saberse ni la letra… Nos puso en bandeja la decisión de apartarle. Fue muy duro porque era una pieza importante del grupo. Además aún estábamos en mitad de la grabación. Teníamos horas de local, así que metí yo la voz, y también grabamos otra versión con Dani Mortaja. Tras debatirlo nos quedamos con la suya, y decidimos por unanimidad que fuera uno de los Más. En aquel momento Dani y yo empezamos una amistad muy cercana, más allá del grupo, que dura hasta hoy.

Hubo un concierto en el festival Villacañero, en Toledo, que ya fuísteis con Dani, ¿no?
Si, eso fue la prueba de fuego para él. Fue a través de una amiga mía y lo montaba gente que tocaba en un grupo local llamado Agua del Grifo. Era todo punkarreo y cuando llegamos lo primero que nos dicen es que se ha ilegalizado el concierto, y que se va a hacer una manifestación delante del Ayuntamiento del pueblo, para ver si dejan hacerlo. Era surrealista porque todos estaban allí privando, frente al Ayuntamiento, y punto. Al final se decide que se hace el concierto en un descampado, a las afueras del pueblo, con unos generadores. Nosotros salimos los últimos, por ser el grupo de fuera, y muy bien. A Dani le moló bastante. Hicimos versiones de grupos de Madrid, sobretodo, Larsen, Espasmódicoss… Cuando tocamos la de “Mein Kampf” hubo un poco de mosqueo con los calvos, pero como habíamos tocado las versiones de punk macarrilla, la cosa no pasó a mayores. Todos los jinchus se pusieron de nuestra parte. Eso si, aquella fue la primera vez que se me ocurrió tirar la guitarra volando por probar en una de las canciones, y cayó en la batería de Emilio… Se rompió. Tuvimos que terminar el concierto.

La leyenda dice que alguien se quedó por allí tirado.. ¿fue Emilio?
Que va, Emilio para eso es muy listo… siempre escapa… [risas]. Nos llevó y nos trajo en coche Alfredo, de Discos Regresivos, que nos ayudó mucho. Pero Antonio Muñones y Demi se quedaron toda la noche de fiesta con los punkarras, y tuvieron que volver en tren, sin dinero…

¿Y cómo llega el final de Mas Volumen?
Partimos peras. Emilio estaba a varios grupos a la vez. Ya tocaba con La Stasi. De hecho, yo creo que también toqué algo con La Stasi o como se llamara antes de ser La Stasi, uno de tantos grupos paralelos que montamos en Vistalegre. Aunque todo el mundo me dice que no… [risas]. Tampoco lo llevaban muy bien Emilio y Dani, y poco a poco empezó a haber mal royo, ya no saliamos de marcha juntos… No ibamos para adelante, y decidimos terminar con el grupo. Salió el conciero aquel con Webeloss, que se lió, pero no solo por las hostias de fuera, sino que a Emilio le dió la locura con la batería, que no estaba bien colocada, y se la tira al público… Un año y medio anfetamínico era suficiente, habíamos quemado etapas a toda velocidad. Estabamos ya en ese momento donde te tienes que relajar y tomarte el grupo como algo a largo plazo, meterte en la música… También influyó que no conseguimos nuestra mayor ilusión, que era sacar un vinilo…

Hay muchas bandas obsesionadas con tener un vinilo, ¿Por qué?
Supongo que la ilusión del coleccionista. Por suerte en 2007, Dani nos sacó un vinilo póstumo recopilatorio, en su sello Discos de Mierda, con tres portadas diferentes. Sueño cumplido.

Entonces ¿Dani y Emilio no son compatibles? ¿Dani se ponía muy serio?
Bueno, Emilio cuando se pone también es muy currante y serio. Si tiene que ensayar dos horas, sufre, pero cumple. A nivel de grupo, no es tan desastre como pueda parecer desde fuera. Dani es más intelectual, eso sí, y tiene menos aguante para las mongoladas que montaba Emilio. Imagino que hubo lucha de egos. Ambos tenían un ego mayor que el que pudieramos tener yo, o Muñones.

Eso te ha quedado muy bien, pero…
[Risas] Yo desarrollo mi ego a posteriori, incluso después de
Concepción Glory Boys. En aquella época no tenía intención de dejar mi huella en nada. Yo estaba contento componiendo y disfrutando de todas esas experiencias nocturnas. En esa etapa me hice uña y carne con Dani, hicimos varios viajes juntos. En fin, que no estabamos a tope con el grupo, empezamos a experimentar con otro tipo de música, cada uno por su cuenta. Excepto Muñones. Imagínate lo poco que funcionabamos como grupo, para que el último en llegar fuese el que más tirase del resto. Antonio compuso un tema nuevo, de hecho. Deciamos a la gente que haríamos un concierto de despedida… No había intención. El final del Nasti molaba más. Dani y yo empezamos con 1776, un proyecto PostPunk…

¿A ti ya te tiraba el royo cucaracha?
Mucho antes. En la primera maqueta de MV hay una canción que cantaba yo, que era superoscura. Ahora me descojono, pero en aquella época era lo máximo que podía hacer.

Es la de “Nada”, ¿no?
Si. Es bastante más lenta y recargada que el resto. La letra decia… “Date un paseo por el cielo, y si eso avisa por si corre prisa“… [risas] Siempre sin tomarse muy en serio a uno mismo.

¿Y cúal fue la historia de 1776?
1776
tiene en su haber un concierto fallido, el de Kante Pinrélico, a los que no pudimos telonear porque el batería nos dejó tirados antes del concierto. Y unos cuantos ensayos. Bueno, también un tema que conseguimos grabar. Eso fue porque tuve la genial idea de intentar sacar un disco compartido entre Webeloss y Mas Volumen, pero como nosotros nos disolvimos, aproveché el estudio para grabar un tema de 1776, que por ahí debe andar… Esto no lo sabe ni Emilio. Es un tema que habla de que la periferia de Madrid no es realmente Madrid. Es una mofa. Una parte dice : -¿Si en Leganés no hay nada que hacer?¿Por qué les ponen un Corte Inglés?- [risas]

¿Y todo eso con una música..?
…Oscura.. [risas] Era un poco el royo de
Kante Pinrélico. Vitalistas y oscuros. Los temas grabados en esa sesión de Webelos los sacó Blondes Must Die, en un EP con Grupo Sub 1. El tema que grabamos nosotros solo lo poseemos Dani y yo, no se llegó a editar.

¿Es vuestro secreto?
Si, lo estoy revelando aquí en primicia.

Pero volviendo hacia atrás ¿No fue esa tu única incursión en el mundo del siniestreo, no?
No, que va.. Antes de
1776, paralelamente a MV, contactámos con Mónica, una chica de Ponferrada que acababa de llegar a Madrid. Emilio -al que tuve que convencer porque al principio no quería…- y yo, empezabamos a componer canciones siniestras [risas], y necesitabamos a alguien que nos introdujera en ese ambiente. Esta chica también colaboraba en una web que en aquel tiempo era algo nuevo: ipunkrock.com. Ensayaba con otro grupo, llamado Bolas Chinas, en Vicalvaro, por lo que tenía local. Y allí que fuimos, con nuestras pintas y la raya en el ojo…

Desinchables, bellos y provocadores, en el backstage.

Desinchables, bellos y provocadores, en el backstage.

Osea que no solo os tiraba la música, sino también la estética… ¿Incluso Emilio?
¡Claro! A Emilio le encantaba, incluso cuando iba de mod se pintaba la raya. Entonces montamos el grupo este, que se llamó Desinchables, en honor de Desechables. Ella tocaba la guitarra, así que me pasé yo a tocar el bajo. Y como tenía algunos contactos, nos metió a tocar en un festival de Garage en el Gruta77. Nos curramos una pancarta gigante para los conciertos, que no teníamos ni con MV… Con calaveras y demás parafernalia. Hay fotos muy chulas de aquella noche. Yo salí sin camiseta, pintado con pintalabios con frases del tipo “Teruel existe” u “Odio el Garage”. Emilio salió con una esvástica gigante pintada en la tripa. Fue muy caótico porque nos dejaron tocar solo quince minutos e hicimos cuatro temas. Una versión de Desechables, dos propios y otra versión de Familia Real, que la idea era empezar a tocarla y luego ir improvisando, tirarnos por el suelo, tirar los altavoces, y crear un buen caos, al final. Dani, Raspu y sus secuaces, nos ayudaron en esto, esa noche… Me lo pasé de puta madre. Recuerdo un momento que estaba por el suelo tirado, una chica vino y me vio tan alterado que empezó a darme un masaje en la cabeza. ¡Que momento más tierno!

Caos sobre el escenario.

Caos sobre el escenario.

Pero esta banda no dura mucho, ¿no?
Apenas unos meses. Fue la época de los atentados de Atocha en 2004. Recuerdo que pensamos en hacer una canción sobre un trenecito, pero nadie lo entendió… [risas] Todo terminó con el segundo concierto que tocamos, con otro grupo de Garage.
Bananas, creo, de Galicia. Hubo pique de Emilio con Mónica porque ella quería hacerse fotos mirando al objetivo y todo ese royo, y nosotros queriamos solo reirnos. Emilio lo llevaba fatal. No queriamos posturear, sino molestar. Ser un grupo de Punk, vamos. Al terminar aquel concierto hubo una discusión porque se bajó del escenario, y nosotros seguimos tocando sin ella. Había mucha descoordinación. Y se disolvió el grupo…

¿No se grabó nada para la posteridad?
Un ensayo que nos grabó su chico, Marco, en el local de Vistalegre. Y también una sesión de fotos que nos hicieron en el backstage del segundo concierto, que era una antiguo strip club, vestidos con artículos sadomasoquistas. Pero si… ¡Hay documentos que corroboran lo que estoy contando! Recuerdo que escribí una canción sobre esnifar las cenizas de Nietszche, en
Röcken… Tambien había una que era “El rey del Afterpunk“, en referencia a la de Glutamato Ye-Yé. El enfoque de la musica y letras estaba chulo y lo pasamos muy bien con todo aquel nuevo público. Compuse varios temas conjuntamente con Mónica, había conexión.

He oído algo acerca de que se quedó unos temas vuestros y los reutilizó..
Oficialmente, en un arrebato infantil, dijo que nos expulsaba del grupo y se quedaba el nombre… [risas] Ella montó después
Naughty Zombies, con Marco y uso un tema de Desinchables. Sinceramente, ni me acuerdo qué canción era… “Quiero ser tu enfermera“, ¿tal vez? Es agua pasada. He seguido viendo tanto a Mónica como a Marco, y bien. Ella quería otra cosa, royo caja de ritmos y bailes en el escenario. De hecho, tuvo cierta repercusión con ese grupo y pudo tocar en festivales cucarachas… Así que todos ganamos.

¿Y cuando esto termina es cuando empiezas a interesarte por el royo Mod?
Es a la vez. No es que deje una cosa y me vaya a otra. Era.. ¡todo-a-la-vez! ¡Camaleónico! Todo ocurre entre 2001 y 2004. No lo veo contradictorio tampoco. Lo que me molaba de ese royo no era la parte sesentera, el colorido Swinging London, o el flower power. Lo Modernista puede ser muy muy muy oscuro… El Revival 79 empieza como todo, Emilio y yo en el local… [risas]

…Un tandem básico, ya sea Punk, PostPunk o Revival..
Si, pero también riéndonos de nosotros mismos, claro. Lo primero que decidimos fue el nombre. Como nos molaba mucho
Sema 4, lo llamamos Lefa 4 [risas] ¡Toma! Ese fue el primer movimiento. El tercer miembro fue un compañero mío de la Universidad, que le molaba esta música, y tenía gran sentido del humor. Era perfecto porque entendía nuestro loco mundo de Punk, y quería divertirse. Entró a formar parte de la familia de Vistalegre y montamos el grupo en paralelo a MV. Vestíamos americanas de tres botones y Tassel Loafers, y le obligabamos al colega a vestirse a él también de traje impecable [risas].

La música para vosotros siempre era desahogo y reiros de todo ¿no?¿Nunca buscásteis nada serio?
¿Como que no? Buena parte de lo que guiaba nuestros esfuerzos era la esperanza en una recompensa económica futura. Un contrato y mucha pasta para gastar en viajes y retiros espirituales para componer… Yo empecé a trabajar a los 18 años y hasta ahora. Fui a la Uni pero siempre curraba a la vez. La idea de vivir de la musica siempre estaba presente. Conociamos a gente que trabaja en producción, o fuera del punto de mira, vamos… Pero eso no era lo que queríamos. Recuerdo que con CGB estuvimos varios meses escribiendo y visitando sellos grandes, así vestidos de traje, a ver si colaba que eramos unos modernos… [risas] Pero claro para eso, a parte de chocar las manos adecuadas, tienes que ser inofensivo.

¿Y que salió de provecho de Lefa 4?
Sacamos 6 temas propios muy buenos, muy cachondos. Así Power Pop. Teniamos una versión del “Chaos”, pero más lenta, con una letra de broma, nada que ver con la versión de
Decibelios. Y otra que satirizaba el racismo provinciano ibérico. Esa molaba. Una que se llamaba “Las chicas de la URJC”, hablando de llevarse a las chicas al baño de la tercera planta, en la Universidad ¡¡Joder, era nuestro primer año en la Universidad!! Igual que con Desinchables, grabamos esas seis canciones en el local, con escasos medios. Estarán en alguna cinta en casa de mis padres.

Pero si tocásteis en directo, ¿no? ¿Cómo termina el grupo?
Sí, tuvimos varios conciertos en Madrid, y otro en Guadalajara con MV y Taquicardia. Ese estuvo bastante bien. Hice el cartel con la famosa portada de los glory boys en el Melody Maker y vino algún mod. El grupo termina cuando este chico que cantaba tiene un accidente una noche en Malasaña, y empieza a traumatizarse con salir a la calle. Así que pasa del grupo.
Lefa 4 se termina, y con ello nuestro primer intento de hacer un grupo de Revival Mod.

Los chicos de CGB jugando en los columpios del parque Calero

Los chicos de CGB jugando en los columpios del parque Calero

Y así llegamos a 2005, y se empieza a fraguar Concepción Glory Boys, ¿no?
Si, Emilio y yo volvemos a quedar en otoño de 2005. Tampoco acabamos a malas, pero nos habíamos distanciado. El ya estaba más centrado con La Stasi y otros proyectos
. Acordamos no resucitar MV, de ninguna manera, y que hicieramos lo que hicieramos, sería con otro nombre. Así que empezamos a componer, y decidimos hacer un grupo que, musicalmente, sonara Revival Mod..

Pero esta vez ¿en serio?
Si, todo tuvo que ver con que Ian Page, el cantante de
Secret Affair viene a tocar a la Cierzada, en la sala Edison de Zaragoza, y fuí a verle ¡Uno de esos viajes con el Asturiano, precisamente! Y claro, me emocioné, allí con todos los mods, y.. ¡El Glory Boy por excelencia! Así que decidimos hacer un grupo de Revival Mod currado. A nivel estético, de letras, y bueno, sin pretensiones tocando. Nada de rock aburrido, seguir con el Punk, pero intentando hacer algo más melódico, más Jam, Chords... Pasar del minuto y medio por canción de MV, a aceptar incluso la barrera de los 3 minutos. Yo además me tragué, sin masticar, todo ese discurso de Ian de que el Punk fue de clase media, y fue la vuelta de lo modernista en los 70 lo que salió genuinamente de la clase trabajadora… La otra gran decisión es que, pase lo que pase, y venga quién venga, Emilio y yo somos el grupo.

¿Por eso nunca habéis tenido un bajista fijo?
Exacto. Eso lo decidimos antes de tener bajista.

No había “actitud” de banda…
No, en principio no teníamos deseos de tocar mucho en directo. El razonamiento fue que, en los otros grupos, las cosas no habian funcionado por tensiones entre miembros. La música y letras iban a ser nuestras igualmente. El bajo y la segunda guitarra de todos los discos, maquetas y temas sueltos lo he grabado yo. Solo necesitábamos a alguien para los conciertos. Llegamos a tocar los dos solos varias veces. Recuerdo en Segovia, por ejemplo, o en la sala Barracudas. En realidad fue una pena por que pasaron amigos muy válidos por el grupo, y lo pasamos bien cuando eramos un power trio.

¿Y qué grabaciones sacáis CGB?
Lo primero es una maqueta en 2005 que grabamos en Olmo10, donde ensayabamos, y que no llega más que a regalarse entre los amigos, en los conciertos. No nos gustó mucho. Para el primer LP, con Ayuntamiento de Madrid Records, se grabaron nueve temas en un estudio a las afueras de Madrid.
Ahí nos dieron el empujoncito Sergio y Alfredo. A partir de ahí, todo se graba allí. Luego otros tantos para el segundo que salió con Bowery y Hillside Strangler. Todo editado en vinilo y con el control de las portadas y demás. Entre medias, Santi nos propuso meter un tema en el recopilatorio de grupos ibéricos Matado Por La Muerte.

Pero en el recopilatorio salen dos, ¿no?
Si, cierto, grabamos tres temas. Los dos del recopilatorio, y la tercera es una versión del “No Feelings” de los
Sex Pistols, adaptada al castellano como “No sientes nada”, que me gustó mucho como quedó. Nos lo pagamos nosotros, por lo que nunca ha sido editado y simplemente se lo dimos a algunos blogs o zines que nos hicieron entrevistas.

¿Letra vuestra, como hicísteis con la de Slaughter?
Si, cambiamos todo. Solo el estribillo es traducción castellanizada.

Ahora que hablas de los sellos, no habéis sido una banda muy provechosa para vuestros editores ¿Érais conscientes?
[Risas] ¡No eramos conscientes de nada! Recibíamos los discos, y la verdad que no nos ocupamos ni de venderlos, ni de nada…

Apenas tocásteis tras salir los discos…
Después del primero si. ¡Fue cuando más tocamos! Y en el segundo hicimos la fiesta de presentación en el Wurli con Asano Historical Society y Grupo sub-1. Estabamos centrados en sacar temas que molaran, las letras, todo el tema del ocultismo en Madrid… y los conciertos fue más porque nos lo pidieron. Actitud comercial cero.

Teníais esa estética, ese sonido, que parece que os dirigíais a un público más Mod, pero en esa escena tampoco terminó de cuajar la cosa ¿Érais demasiado punks para los Mods?
Si, por supuesto… Eramos gente que veníamos de fuera. No parabamos habitualmente en sus garitos y aunque al principio nos pusimos los peinados y camisas Merc, la última etapa era ya ir vestidos elegantes, todo de negro. Nos gusta la ropa, pero no necesariamente mirabamos sólo a los Mods para sacar ideas. Musicalmente, gustábamos a algunos, que nos lo hicieron saber. Nos dijeron que estaban contentos de que hubiera un relevo para Radio 77. Tampoco encajamos en con el Punkarreo, por motivos obvios. Lo más suave que nos llamaban era pijos, pastelones y gays… Lo que si es verdad es que este “estar en tierra de nadie“ hacía que los conciertos fuese una fiesta heterogénea de tribus urbanas. Gente jóven de diferentes ambientes que venía a pasarlo bien.

Una vez fuimos a veros al Costello, a un concierto pre-pinchada del tal Manzanares, un pope de la escena Mod… ¿Cómo surgió aquello?
A través de Jorge, el cantante de MV, que era conocido de Ángel. Nos puso en contacto y le escribimos. Él organizaba una pinchada una vez al mes y accedió a que tocaramos. Allí sí hubo ambiente Mod. La verdad que lo preparamos bien, incluso regalamos un DVD numerado cubierto con el cartel como entrada. Estuvimos bailando después en la pinchada… Molo. Recuerdo que Emilio estuvo toda la semana repitiendo que había leído en una entrevista que Enrique Iglesias había dicho que el Costello era su garito favorito de Madrid. El face de Miami! [risas]

A través de los conciertos que ha montado Antiguays, de grupos de Revival Mod, hemos visto que están más interesados en las pinchadas, que en ver a los grupos en directo…
Bueno, cuando Alfredo montó el concierto donde tocamos con Long Tall Shorty si que estuvo lleno de Mods. Es un culto juvenil de estética y coleccionismo de discos, básicamente. Te aseguro que hay otros royos que dan mucha menos importancia a la música…

¿Y crees que siempre fue así?
Imagino que los conciertos eran puntos de reunión, pero lo importante eran los allnighters para socializar. Estar en los clubs de Modern Jazz a finales de los 50 donde tocaba gente como Miles, Art Blakey, etc… o ponian discos de Prestige o Blue Note Records si que podía ser una forma de distinguirse del resto… es un movimiento que exalta el individualismo, no hay nada menos Mod que mas de veinte personas en el mismo sitio con la misma parka.

Ha habido gente que me ha comentado alguna vez que ha flipado mucho con las letras, que estaban muy curradas. Hay Historia, Literatura, Filosofía..
Son más personales, sobretodo en el segundo disco. También utilizábamos algunos clichés. Intentábamos algo que tuviera armonía y un vocabulario cargante. Hay un cambio muy importante con respecto a MV, queriamos transmitir un mensaje más positivo, menos pataletas. A fin de cuentas, no hay nada más subversivo que seleccionar el lado positivo de todo lo que recibes y utilizarlo. Crecer en un barrio obrero, y ser explotado en un trabajo alienante, no tenía que estar reñido con sacar el mejor partido del tiempo libre. En ese momento estabamos recibiendo un aluvión de cosas positivas: Emilio se enfrenta a los fantasmas del pasado y supera algunos traumas. Fue muy bonito, sobre todo por que se da cuenta de que muchas cosas estaban fuera de su control y venían por temas familiares. Menudos viajes al interior de la mente por las noches en las azoteas de la ciudad… Él había creado un personaje que no se correspondía con la realidad. Nos damos cuenta de que lo que realmente nos une es que somos unas ratas de biblioteca de espíritu inquieto… Pasamos muchas horas en la biblioteca de Diego de León, leyendo sobre Madrid. Le introduje en temas de Historia y mitología, y él a mí, en ciencia ficción y parapsicología. Yo me enamoré perdidamente de una chica y empecé una relación que me aportó muchísimo y empecé a frecuentar el círculo de la facultad de Filosofía donde ella estudiaba. Viajamos mucho, y esto siempre abre la mente. Todo se refleja en las letras, siempre sin perder el sentido del humor como en “Mi corbata“ o “Peepshow“…. Eso sí, siempre ambientado en Madrid. Todo sucedía en Madrid. ¡Deseábamos una ciudad-estado!

¿Como Sforzinda?
¡Claro! Eso fue un proyecto real. Cuando visité Milán vi una maqueta en el castillo de la familia Sforza, que quería construir en el siglo XV una ciudad geometricamente perfecta, y totalmente autonoma e independiente del resto de ciudades italianas. Las letras tienen algo de ciencia-ficción, pero mucho de Historia, Mitología…

Pero volviendo a Madrid, habrá quién diga que es excesivamente exagerado, ese chauvinismo… ¿Era premeditado?
Si, se trataba de ser extremista. Ser extremista, en ocasiones, está muy bien. En los 80 había bandas que sí defendían la ciudad y la utilizaban continuamente en sus letras, sabían valorarla. Ya nadie defendia Madrid.

¿Qué es lo más valioso que tiene la ciudad, para ti?
A nivel cultural Madrid es acojonante. Cómo interactúa la gente en la ciudad, diría que no ves nada similar en otra ciudad europea. La ebullición que tiene, los barrios organizados, la escena de teatro que hay.. ¡es bestial! Y la fiesta nocturna que no para nunca, por mucho que el ayuntamiento se empeñe en destruírla. Todo el mundo puede encontrar diversión si la busca bien. Luego ya el patrimonío que se exhibe en museos y galerías… Los cafés y las tertulias… Vitalismo urbano. En definitiva, nosotros hemos nacido allí, y hablamos de lo que hemos visto. Después de tantos años, nos sentiamos responsables de defender la causa madrileña frente a sus agresores.

¿Tú también tienes la sensación de que Madrid es el centro de odio de todo el país?¿Es nuestro complejo o hay parte de realidad?
Si, creo que es vista como la malvada capital. Pero también tenemos el enemigo interno: el madrileño cateto, que no ayuda nada, la verdad. Allí están las embajadas, el Congreso y un montón de edificios objetivos de la ira. Luego estan los gerontócratas empadronados que votan, y que son responsables también, en parte, de la mierda que hay ¡Pero Madrid no es sólo eso! Es el único lugar donde la gente no te pregunta de donde eres al conocerte ¡No importa! Los artistas peninsulares que quieren triunfar vienen aquí y montan su círculo… y luego las universidades, el macarreo… La ciudad tiene un pasado efervescente y reivindicativo. Y eso era lo que queríamos sacar a la luz.

En el arte de los discos también esta muy identificada Madrid…
Hubo una época que leímos mogollón de libros sobre la historia de la ciudad, y saliamos a hacer rutas, diurnas o nocturnas, para conocer sitios emblemáticos, que tenían algún significado. Todo eso sale luego en las letras y las fotos. Calles, hechos y personajes. Las sesiones de fotos para el primer disco también se cuidó mucho, en ese sentido. El templo de Debod, Jardines de Sabatini, estatuas específicas… En el segundo fue mas centrado en nuestro propio barrio, pero en el primero es exagerado el vender el centro de la ciudad, y el querer decir: -Hey tú! Esto es Madrid y nos mola-.

Y cuando salíais a tocar fuera de Madrid, ¿Cómo os recibía la gente, con tanta defensa de Madrid?
Salimos bastante, y sobretodo al norte, donde la gente es aún menos partidaria de Madrid. Supongo que tocabamos un poco los cojones, hablando tanto de Madrid. Luego nos encantaba explicarle a la gente cómo eran las cosas en Madrid y hacer comparaciones con Berlin y… ¡poco más!
En realidad, hubieramos querido salir a tocar fuera de España, y defender la ciudad en el extranjero, porque pensamos que está muy mal vendida… La gente de Smodati nos organizó algo en Milán pero ya nos pilló cuando el grupo estaba parado.

Ningún percance serio, ¿entonces?
En Barcelona, hubo un pequeño incidente. Mientras tocabamos se montó una buena pelea. Se enzarzo casi media sala contra la otra media. Nosotros no paramos de tocar, pero de repente se cortaron las luces y uno de los que había empezado la bronca, saco un cuchillo, y grita: -‘Putos mods de Madrid!- Ahí me dije: -Tenemos un problema…- Por suerte, no pasó de ahí y el cuchillo volvió a su lugar. Pero joder.. Recuerdo bien el cuchillo en alto, en medio de la sala, como la Tizona… la gente escapando, y nosotros allí mirándole, aguantando el tipo.

¿Qué otros planes tuvísteis en la cabeza, paralelos al grupo?
Muchos planes… De hecho CGB quería ser un grupo de amigos que hicieran cosas por y para Madrid, y entre ellas, el grupo de música.

¿Un poco como Crass y su entorno, pero con Madrid como tema central?
Si, Madrid es como un paraguas que lo cubre todo. Eramos un poco idealistas.. e irrealistas! [risas] Ninguno de los proyectos llegó lejos, porque cambiabamos de opinión cada tres meses. Lo que empezó con una obsesión con el East End y querer ser los “Glory Boys” de Londres, pasó a mejor vida. Entonces nos obsesionarnos con Los Chicos Swing, y con Berlín, y que Madrid se equiparara a ella. Entonces compusimos aquella canción, y empezamos a ir a fiestas de Swing con pantalones grandes y tirantes gruesos, creamos un logotipo para el grupo, y subsecciones en cada barrio de Madrid. Algunas, sin gente… [risas]. Según ibamos tocando se unía gente de otros barrios. También empezamos a escribir relatos ficticios, cortos, sobre peripecias que les pasaban a Los Chicos Swing. En principio eran vivencias nuestras de cuando saliamos de fiesta o colaborabamos con las asociaciones vecinales, como un diario, pero luego pensé: -Joder, puede ser más divertido, incluso, si fuera… ¡mentira!- [risas] Escribimos un decálogo en un blog
. Incluso un zine, que supuestamente iba a ser mensual, pero solo salieron pocos números, que repartimos entre los compañeros de trabajo. Entonces Emilio y yo trabajábamos juntos en el mismo departamento de una oficina, en el Barrio de la Concepción…

Eso también es una historia que tiene miga… ¿Influenció al grupo, de alguna manera, el pasar tanto tiempo juntos?
Mucho. La evolución del grupo está muy ligada al trabajo que teníamos entonces. El tema “Tensión” habla de ello, y da mucha información y detalles de lo que hacíamos. El dinero que conseguiamos allí lo invertiamos en el grupo y en los descansos componiamos o contestabamos correos. Dejamos el trabajo también a la vez, por un conflicto laboral, a lo grande…


Una de mis canciones favoritas es Poder Juvenil ¿Qué significado tiene para tí?
Esa canción la compuse una noche tras ver un documental sobre proyectos urbanísticos en grandes ciudades. Todo esa basura de darle prioridad a los coches y los mayores… En la ciudad donde vivo ahora, la media de edad es infinitamente más jóven, utiliza mucho la bici para desplazarse y eso se nota, para bien. La letra lo dice todo:
¡Ciudades para adolescentes! También hay una estrofa autocrítica ya que todos menos el bajista en aquel momento pasabamos los 19 años. Creo que los chavales necesitan la ayuda de los veinte y treintañeros para luchar contra los gerontócratas, y toda esa estructura para hacerles obedientes y útiles para la sociedad. Nos olvidamos muy rápido de cómo nos gustaba realmente jugar cuando eramos críos. Perder esa chispa del juego nos hace ser grises… Los videos de los Jam tocando en el sur de Londres, con toda la sala llena de quinceañeros… ¡que grandes! Una vez tocamos en el instituto Francisco de Goya, de la Elipa, para niños y adolescentes, donde pudimos bailar y hacer el mongolo bastante… fue una pasada.

En las fotos jugabais bastante con la ambiguedad sexual, ¿Había alguna intención con ello?
Sí, pretendíamos parecer una pareja… [risas] El mundo del Rock está lleno de machotes con los cojones gigantes. Aspirantes a ser los duros del barrio, con esa forma de andar y toda esa pose… Nosotros no competiamos por estar en ese ranking, ni necesitamos demostrar nada.

CGB ante el Palacio Real

CGB ante el Palacio Real

¿Cómo llega el final de CGB?
Por un concierto explotó todo. Conseguí que nos metieran en el cartel de la Scooter Run de Guadalajara. Emilio quería tocar para mods, creia que era nuestro público, y que debíamos intentarlo. Pues bien, tras conseguir a través de conocidos meternos en ese concierto, que era algo fácil, cerca de Madrid, con equipo… Emilio decide que no quiere ir a esa fiesta. Pasaba una mala étapa, se bloquea, y unos días antes del concierto me dice que llame a mi colega para cancelarlo. Imagínate. El caso es que luego el me confiesa que si fué al concierto, como público… En aquella época discutimos bastante. Yo quería tocar, y él no. Para mí, desperdiciar y tumbar conciertos así, era lo mas bajo que podíamos caer. Él tenía otros grupos, y volvieron los fantasmas del pasado, así que lo dejamos congelado.

Tu historia musical ha corrido paralela a la de Emilio, ¿Te ha aportado mucho?¿Cómo definirías vuestra relación?
He crecido, y me he desarrollado como persona junto a él. Siempre ha estado ahí, a tres minutos andado de casa. Empecé en la música con él, y no se sabe cómo acabará… Emilio ha sido la chispa que ha activado mogollón de cosas dentro de mi. Tiene una fuerza, un nervio y un mundo interior que, a pesar de su gran inestabilidad, es contagiosa. No sé como decirlo para no dejarle como un tarado… (risas) pero es cierto que a su alrededor ¡El arte fluye! Nuestra relación ha sido un poco de amor-odio porque, por un lado es dificil disfrutar con él en un concierto por lo nervioso que és, pero por otro, disfruto mucho cuando nos sentamos en el local, componiendo, sin presión. O cuando llama con una idea. Eso es la hostia. Es muy productivo. Incluso diría que si no hubieramos tenido todos estos problemas económicos, familiares, del pasado y demás presionando, podríamos haber hecho una banda de cierto éxito. Pero oye… Punk,
¿qué Punk?

A día de hoy, ¿Qué estás haciendo, musicalmente hablando?
Trabajo componiendo música para teatro, y a nivel personal tengo un proyecto postindustrial, con proyecciones, y todo con maquinas… Esto lo monté hace tiempo todavía en Madrid con Dani Mortaja y ahora lo he resucitado en Reino Unido. Estuve también ayudando a organizar eventos de música experimental y ruido por aquí, pero ya no tengo tiempo, y además hay mucha gente involucrada aquí organizando de todo. Puede uno pasar tranquilamente al lado del espectador pasivo sin temor a que se dejen de traer bandas de fuera u organizar eventos.

Has saltado bastante entre estilos. ¿Compones mejores canciones ahora, como querias?
Si, he ampliado el espectro de instrumentos, porque empecé solo con la guitarra y en CGB ya tocaba el bajo, y en ensayos, hasta la batería. Y eso te hace pensar en canciones, no en tu instrumento. Se puede decir que si hay una evolución hasta componer la musica que a mi me gusta, sin la limitación de una banda… bendito progreso, ahora con un portatil y tiempo libre ¡El mundo es tuyo!

Hace tiempo me dijiste que revisitástes algunos clásicos del Punk ibérico, y no lo habías aguantado..
Escuché cintas y discos de mi época adolescente, y me di cuenta que ya no me transmiten nada. Aunque hay algunas que sí, por los recuerdos, como Larsen, Familia Real/Ataúd Vacante o Paralisis Permanente, que tienen una energia brutal.

¿No es el Punk una influencia ya para ti?
Sí lo es, a muchos niveles. De música, sigo escuchando, pero sobretodo bandas antiguas británicas que ya escuchaba. No estoy al tanto de nuevas, fuera de mi ciudad.

¿Crees que las bandas actuales de Punk han perdido algo, respecto a las de antaño?
Ya no existe el público a quién iba dirigida esa música. Hay otras cosas más inmediatas que hacer revival Punk. Hay mucha pasividad. El feedback que te da la gente puede significar lo que dure tu grupo en el tiempo. Si no te sigue nadie, te acabas cansando y pasas a otra cosa mariposa.

¿Vosotros teníais público cuando formásteis MV?
Si que venía gente a los conciertos… Conocimos mucha gente en el camino. Gente que, como tú, por ejemplo, luego acaba siendo parte de tu círculo de amistades, de tu vida. ¡Eso era lo que molaba de la banda!

¿Crees que hoy la gente se toma en serio sus bandas, como parecía pasar en los 70’s u 80’s, o solo es un mero hobby?
Si hay gente que se lo toma muy en serio… Cuando tienes 15 años, tienes que hacer algo creativo, y esto puede ser ¡Formar una banda de Punk! Pero no puedes esperar que haya una escena, ni que tu ciudad sea la hostia, y que pasen todos los grupos de gira. Tener inquietudes, pasarlo bien con tus amigos, y hacer cosas en común sería lo mínimo. Lo de tomarselo menos en serio… pues bueno, también hay más cosas donde elegir. Hoy, puedes estar conectado con medio mundo, a través de Internet. En ese sentido nunca he mitificado lo anterior, ahora hay gente haciendo cosas que molan infinitamente mas que lo de antes, sin tener que hacer el esfuerzo que requería antes para estar al dia de todo. Yo te pregunto ¿Hay bandas que contesten entrevistas diciendo cosas interesantes?

Algunas, pero depende de quién haga las preguntas, también…
Yo leo entrevistas del 76-79 y me molan. Hay personalidades que molan, dentro del Punk, pero los grupos en sí, no tanto. Soy muy crítico ya… por ejemplo me gusta seguir el blog de Captain Sensible, que cuenta su vida, sus tours con The Damned, y es interesante a pesar de tocar en una banda de Punk. John Lydon, Jaz Coleman, Mark E. Smith o Boyd Rice son geniales contestando también.

Y las reuniones de viejas bandas ¿Como las ves?
Es diferente reuniones de viejas bandas o bandas viejas que no han parado de tocar, ¿eh? De las segundas, hay muchas que me siguen diciendo mucho, como TV Smith. De las otras, pues algunas cumplen, ¿recuerdas cuando vimos juntos a Cock Sparrer y Slaughter en Wolverhampton? Wire, ATV o PIL molan también en directo…

¿Y los Pistols?
Eso es algo personal. Otro fetiche. Vas, lo pasas de puta madre, tienes tu momento de gloria con los amigos… pero antes de salir de la sala, ya te has corrido, te has desempalmado, y vuelves a casa con la bragueta subida. Y se acabó. No vas a hacerlo todos los fines de semana.

Hay algo que me gustaría saber, ahora que vives en el Reino Unido.¿Por que crees que toda la música que hemos mamado, Punk, Revival Mod, PostPunk, e incluso música Industrial, ha surgido allí y no en otro sitio?¿Viviendo allí comprendes el porque su cultura es más proclive a producir tantísima música de calidad?
Hay muchos factores que influyen. Allí las artes escénicas, como la música, estan muy valoradas profesionalmente, y son accesibles al público más joven. Se produce mucho, porque se consume mucho. Alli hubo toda una generación que crece con la música Pop en los 60s, y con Rock aburrido en los 70s, que luego quiere romper con lo anterior. Y de ahí surge el Punk, y esas 50 personas que lo montan todo en el 76. Todo ello unido al momento sociopolítico, una sociedad reprimida… Lo del revival Mod se dió allí por que la sociedad británica es la más clasista de Europa, así que los adolescentes de clase trabajadora tuvieron su momento de gloria, y montaron todo ese royo hedonista de tener gustos estéticos y musicales modernos para ser diferentes y equipararse a la clase con gustos refinados. Que la industria musical sea mayoritariamente angloparlante también influye, claro. Y luego las conexiones y relaciones personales, gente que vivía con otra, gente que se acuesta con otra.. [risas] Pero la respuesta simplista a por qué allí surgió el Punk, sea… ¡Porque Malcolm Maclaren era de Londres!¡Y la música Industrial nace en UK porque Genesis P. Orridge nace en Manchester y Peter en Leeds!

Girar y girar!

Girar y girar!

Por cierto ¿Nunca ha habido una disolución oficial de CGB, no?
No, nunca. Y tenemos canciones en el tintero para aburrir… Cualquier día nos da el punto, nos metemos al estudio, grabamos unas guitarritas, unos bajos…

¿Y a engañar a otro sello?
¡Siiii!! Y a algún mecenas para una gira de 30 fechas en Korea… siempre hemos dicho que en el 2040 hemos de juntar a Mas Volumen, como dice la canción ¡Es un pacto de sangre!

Anuncios

7 pensamientos en “Sergio (MV/CGB): “Todo sucedía en Madrid. ¡Deseábamos una ciudad-estado!

  1. Pingback: El presente ya no será más un fracaso. | 1 Minuto de Gloria

  2. Pingback: Dani Mortaja: “Me parece de puta madre que la gente conozca el Punk, porque ha sido una fuerza cultural transformadora de la sociedad superpositiva” | 1 Minuto de Gloria

  3. Pingback: 6/8/2016 Rebellion Festival (Blackpool, UK) | 1 Minuto de Gloria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s